El amor es un injerto

Drojan Lugo

Hoy vienes impregnada de olores de naranja, le comenta a modo de halago.
Ella se ruboriza porque se ha sentido descubierta.
En efecto, en lugar de pechos, le comienzan a brotar los primeros azahares que él había injertado la noche anterior.

Leave a Reply

Your email address will not be published.