Respalda el Poder Electoral a Ortega para retirar a Nicaragua de la OEA

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua se sumó este jueves a la petición de los poderes Legislativo y Judicial, todos con mayoría sandinista, para que el presidente Daniel Ortega retire al país de la OEA, que rechazó la legitimidad de las recientes elecciones, en las que el exguerrillero se impuso para un quinto mandato.

En un acuerdo de los magistrados electorales, el CSE resolvió “hacer propia la solicitud al presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, en su condición de Jefe de Estado y Jefe de Gobierno, para que denuncie la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”.

La petición de los poderes del Estado nicaragüense fue expresada luego de que la 51 Asamblea General de la OEA, en una resolución aprobada el pasado viernes, consideró que las elecciones generales que garantizaron la permanencia de Ortega en el poder “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”.

La persistencia de los ataques de la OEA a nuestros procesos democráticos son una manifestación de intervencionismo que, por mandato constitucional, estamos llamados a declarar irrespetuosos e inadmisibles”.
Comunicado del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua
“La persistencia de los ataques de la OEA a nuestros procesos democráticos son una manifestación de intervencionismo que, por mandato constitucional, estamos llamados a declarar irrespetuosos e inadmisibles, y constituyen intromisión abierta en los asuntos internos de Nicaragua violentando nuestra soberanía e independencia”, argumentó el CSE.

Las elecciones presidenciales y legislativas, celebradas el pasado día 7, destacaron por la ausencia de siete potenciales candidatos a la Presidencia de la oposición que fueron encarcelados previo a las votaciones acusados de “traición a la patria, entre ellas la independiente Cristiana Chamorro, favorita en las encuestas.

Así como por la eliminación de tres partidos opositores, la derogación de la observación electoral, discrepancias sobre el nivel de participación, y una serie de leyes que restringieron la participación en el proceso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.