Tips para lavar suéters y ropa de invierno sin echarla a perder

Llegó la temporada invernal y con ella nuevas costumbres. 

Con la temporada otoño-invierno llega el momento de tener más a la mano la «ropa de frío» y por eso te explicamos cómo cómo lavar sweaters y otras prendas abrigadoras sin arruinarlas.

Al tratarse de prendas compuestas por materiales y texturas mucho más complejas y delicadas; por ejemplo, lana, piel, plumas, tejidos de punto. Este tipo de ropa siempre necesitará más atención y cuidados.

Esos tejidos que te protegen del frío son muy susceptibles a la humedad ambiental y por ello las técnicas de lavado cotidianas pueden resultar poco eficaces.

Conocer las necesidades de cada tejido es imprescindible para ayudar a preservarlos en buen estado y alargar su vida útil.

Luis Zuñiga, experto de Mr Jeff, lavandería y tintorería a domicilio en México, nos explicó qué cuidados debemos tener para que tus prendas de la última temporada del año se vean como nuevas, aún después del tiempo que estuvieron guardadas.

Cómo lavar sweaters y otras prendas tejidas

Los suéteres tejidos y bufandas se pueden meter sin problema a la lavadora, eso sí, sin usar agua caliente ni plancharlos, ya que los tejidos que conforman estas prendas se pueden ensanchar y perder su forma, viéndose desgastados y hasta opacos.

Si los suéteres huelen a humedad o aparecen con manchas, lo mejor será lavarlos con agua fría y evitar colgarlos.

Debes saber muy bien de qué está hecha tu prenda, porque por ejemplo, si es de lana, lo mejor será lavarla a mano y dejarla secar en una superficie plana de forma horizontal.

Tip extra

Déjalo secar extendido en una superficie plana y ventilada, puede ser sobre una toalla para que no se deformen.

Cómo lavar terciopelo y ante

Antes de cualquier proceso para este tipo de tejidos tan delicados, lee cuidadosamente las indicaciones de la etiqueta.

Siempre se recomienda que estos tejidos sean lavados en seco y que no sean planchados con una superficie de metal. Suelen ser enemigos del agua, por lo que es aconsejable evitar el contacto directo.

Tip extra

Llévalos a lavar con un experto.

Cómo lavar prendas con plumas

Cada vez que se limpia una prenda rellena de plumón, el material interior comienza a desgastarse.

Sin embargo, es recomendable que las prendas de este tipo de relleno, incluso las de cama como almohadas, se laven dos veces por año o al terminar la época de frío.

El proceso que ayuda a conservar de mejor manera estas prendas es lavarlas en agua y secarlas en secadora.

Una vez que salen del ciclo de secado, se debe colgar para esperar que se ventile y enfríe para después revisar que hayan perdido completamente la humedad.

Si aún no lo haces, el proceso de secado debe repetirse para evitar que se genere mal olor o incluso hongo.

Tip extra

Si se lava en casa, lo ideal es limpiar solo las zonas más sucias con un cepillo de cerdas suaves y alguna espuma quitamanchas.

Hay quienes afirman que se debe lavar en seco, sin embargo, someter la prenda reiteradamente a este proceso, puede dañar la pluma haciéndola rígida y amarilla.

Cómo lavar prendas de piel y pelo sintético

El material sintético en contacto con el agua o la humedad tiende a dañarse y, en exceso, incluso puede empezar a generar moho.

Si en días de lluvia la prenda se moja, al llegar a tu casa no olvides retirar todo el exceso de humedad.

Lo más recomendable es llevarla a la tintorería.

Tip extra

Si tu prenda se llega a mojar o se ensucia en exceso, lava a mano con agua y jabón, sacudela fuertemente, y  después cuélgala hasta que seque por completo.

Si mantienes estas formas de lavar, secar y limpiar, acertarás con tus prendas; sin embargo, una recomendación contundente es recurrir a los servicios de lavado de los expertos en caso de dudas o si las prendas son costosas. No corramos riesgos innecesarios.

Por último, si cometiste algunos errores, este video para Sale el Sol en Imagen Televisión, puedes ver cómo agrandar un suéter que se ha encogido con el lavado equivocado:

Leave a Reply

Your email address will not be published.