Ingresos de CFE al segundo trimestre de 2021 ascienden a 285 mil 963 millones

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó hoy que aumentó sus ingresos y revirtió sus pérdidas cambiarias – reconvertidas en ganancias a causa de su estrategia integral de coberturas y renegociaciones. Los resultados reflejan el buen desempeño financiero y operativo de la empresa, señaló.

La CFE presentó los estados financieros correspondientes al segundo trimestre de 2021, cuyos resultados muestran que la Empresa Productiva del Estado (EPE) presenta una sólida posición operativa y financiera para cumplir con su compromiso de abastecer de energía eléctrica a la población mexicana.

Los ingresos acumulados de la CFE al cierre del segundo trimestre de 2021 ascienden a 285 mil 963 millones de pesos, que en comparación con el segundo trimestre de 2020 representan un incremento del 15.5 por ciento, equivalente a 38 mil 339 millones de pesos. Dicho incremento es resultado del aumento en los ingresos por venta de combustibles a terceros y por venta de energía, derivado de la recuperación de la demanda de electricidad y de combustibles en los distintos sectores de la economía mexicana, al superarse los efectos de la pandemia.

Al segundo trimestre de 2021, los costos de operación de la CFE sumaron 279 mil 168 millones de pesos, lo que significó un incremento de 93 mil 664 millones de pesos, equivalente a 50.5 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este efecto obedece, principalmente, a un incremento en los costos de energéticos y combustibles, originado por la emergencia climática en Texas registrada en el mes de febrero.

Es importante destacar que en el segundo trimestre de 2021, la CFE revirtió la pérdida cambiaria registrada en el mismo periodo del año anterior, al generar una utilidad por fluctuación cambiaria de 9 mil 184 millones de pesos en 2021, en comparación a la pérdida por 126 mil 137 millones de pesos del 2020.

Lo anterior es resultado, por un lado, de una apreciación del peso respecto al dólar de 14.27 por ciento, al pasar de 23.13 al cierre de junio de 2020, a 19.83 al finalizar junio de 2021, así como a las coberturas financieras contratadas para mitigar dicho riesgo financiero, en congruencia con la política de CFE de estabilizar y reducir, en lo posible, los costos de producción y los riesgos financieros de la deuda directa y de sus obligaciones en moneda extranjera, mediante una estrategia integral de coberturas a través de instrumentos financieros derivados y renegociaciones de deuda, en beneficio de la Empresa.

Gracias a dicha estrategia mejoró el Resultado Neto de la EPE al primer semestre de 2021, al registrar una pérdida de sólo 14,071 mdp, cifra inferior en 85.5 por ciento respecto a la pérdida registrada en el mismo periodo del año anterior por 96 mil 781 millones de pesos. Por su parte, al término del segundo trimestre del 2021, se generó un EBITDA de 40 mil 843 millones de pesos sin considerar el aprovisionamiento del pasivo laboral y de 63 mil 331 millones de pesos al considerar dicha partida de reserva. Los resultados reflejan el buen desempeño financiero y operativo de la empresa.

Respecto al Estado de Situación Financiera, el valor total de los activos de la CFE al cierre del segundo trimestre de 2021 registró un crecimiento del 1.9 por ciento respecto al cierre de 2020, al ubicarse en 2,201,290 mdp. Por otra parte, el pasivo neto de la CFE registró un incremento en 3.3 por ciento derivado, por un lado, de un efecto neto de la disposición de líneas de crédito para el pago del incremento en la factura de los combustibles del mes de febrero y, por el otro, de la revaluación de los pasivos en dólares por la apreciación del peso frente al dólar al cierre de junio de 2021 respecto a diciembre de 2020.

Finalmente, el patrimonio de la EPE registró una reducción del 1.9 por ciento respecto al cierre del año anterior, generado principalmente por la pérdida neta del ejercicio. La CFE reitera su compromiso de no incrementar las tarifas de consumo de energía eléctrica a los usuarios y atender la decisión del Ejecutivo Federal de mantener el subsidio a favor de los usuarios residenciales de bajo consumo y del sector agrícola.

Leave a Reply

Your email address will not be published.