Estoy como víctima y no como testigo, revira Aristegui a la FGR por el caso Pegasus

La periodista Carmen Aristegui reviró a la Fiscalía General de la República (FGR) y aseguró que es víctima y no testigo en el caso Pegasus, por lo que, dijo, tampoco ha participado en ningún cateo o diligencia.

“Estoy en calidad de víctima y no en calidad de testigo”, afirmó Aristegui, quien agregó que por tal motivo puede acceder a la carpeta de investigación. Asimismo, calificó de inapropiado que la dependencia haya incluido su nombre en un comunicado respecto al caso Pegasus.

Las declaraciones de la comunicadora son en respuesta a la FGR que este martes sugirió que la periodista habría participado como testigo en diversas diligencias y cateos periciales que el extitular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, llevó a cabo.

“Preciso el tema de que en mi calidad de víctima hemos podido presentar la denuncia, ratificarla y en la medida de lo que hemos podido hacer, darle seguimiento a lo largo de estos años… Yo en esa investigación estoy en calidad de víctima, no en calidad de testigo. Yo estoy colaborando como lo haría cualquier víctima que interpone una denuncia y que quiere saber por qué fue víctima de espionaje”, enfatizó.

“Cuando leí el comunicado de la FGR me causó un shock en un primer momento”, reconoció esta mañana la periodista en el programa Aristegui Noticias.

“Estoy en condiciones de hacer estos comentarios y precisiones… fue inapropiado que la FGR haya puesto mi nombre en ese boletín de esa manera, dado que estoy en esas carpetas en calidad de víctima de espionaje y no en calidad de testigo”, agregó.

Asimismo, consideró que “no fue cuidadoso quien redactó ese punto en la comunicación y digamos que poner mi nombre en ese comunicado fue una imprudencia y ya, ahí lo dejamos. Yo espero que eso no me ponga en zona de riesgo o algo por el estilo”, ahondó Aristegui.

En días pasados se dio a conocer que durante los sexenio de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto se utilizó un software denominado Pegasus con el propósito de espiar a unos 15 mil números telefónicos, que incluían los pertenecientes a activistas, empresarios, políticos mexicanos y periodistas.

Por tal motivo, la FGR ordenó a que dependencias de seguridad, tanto federales como estatales que cuente con equipos de software para intervenir comunicaciones, que resguarden y posteriormente entreguen toda la información relacionada con los contratos de Pegasus, así como de otras empresas de espionaje.

Leave a Reply

Your email address will not be published.