Biden y Putin protagonizan frío deshielo

Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y Rusia, Vladimir Putin, insistieron en que defenderán los intereses de sus respectivos países.

En su primera reunión, realizada en Ginebra, Suiza, ayer, ambos expresaron estar satisfechos.

Las conversaciones fueron absolutamente constructivas”, declaró Putin en conferencia de prensa sobre la reunión con el demócrata.

Por su parte, Biden calificó de bueno y positivo el tono de la cumbre.

Ambos líderes encabezaron el encuentro en un ambiente de tensión propiciado por los recientes ciberataques a infraestructura de Estados Unidos y el arresto del opositor al Kremlin Alexéi Navalni.

Cuando tengamos diferencias, quiero que el presidente Putin entienda por qué digo lo que digo y por qué hago lo que hago y cómo responderemos a las diferentes acciones que perjudiquen los intereses de Estados Unidos”, aseguró el jefe de la Casa Blanca.

Cada líder ofreció una conferencia de prensa por separado tras el encuentro que estuvo dividido en dos etapas. La primera duró 90 minutos, y la segunda una hora, con un descanso de 45 minutos.

Le dije al presidente Putin que mi agenda no es contra Rusia ni contra nadie. Es en beneficio del pueblo estadunidense”, dijo Biden.

Sin embargo, en una ruptura con la agenda de su predecesor, Donald Trump, el mandatario estadunidense aseguró que advirtió contra los ciberataques y la injerencia rusa.

Le dije claramente que no toleraríamos los intentos de desestabilización de nuestras elecciones democráticas y que responderíamos”, aseguró Biden, en referencia a los comicios presidenciales de 2016.

Sobre el demócrata, Putin afirmó que era “una persona constructiva, equilibrada”. “Algo que me esperaba”, comentó.

Por su parte, Biden dijo sobre su homólogo: “lo último que quiere ahora es una guerra fría” con Estados Unidos.

Sin embargo, reconoció las diferencias en el tratamiento de los derechos humanos.

CASO NAVALNI AGUDIZA LA BRECHA

Se esperaba que el tema del arresto del opositor del Kremlin Alexei Navalni tensara el encuentro.

Ese hombre sabía que estaba violando la ley vigente en Rusia. Tenía la obligación de comparecer como una persona con dos condenas de prisión condicional”, afirmó.

Ignorando a sabiendas, quiero subrayarlo, ese requisito legal, ese señor se marchó al extranjero y las autoridades no exigieron su comparecencia. En cuanto salió del hospital y publicó sus videos en internet, se planteó esa exigencia”, agregó.

El mandatario comparó el asalto al Capitolio con el envenenamiento del disidente.

Son comparaciones ridículas, una cosa es que criminales rompan un cordón policial y otra es que el pueblo desfile hacia el Capitolio y denuncie que no se le deja hablar libremente”, le respondió Biden.

A pesar de las tensiones, la cumbre celebrada en la Villa La Grange comenzó con un apretón de manos entre ambos dirigentes.

Al inicio, el mandatario norteamericano propuso que las dos potencias debían gestionar sus desacuerdos de forma “racional”.

El presidente ruso tiene larga experiencia en cumbres. Desde que llegó al poder a fines de 1999 ya se había reunido con cuatro presidentes estadunidenses. Biden es el quinto.

Al despedirse, Vladimir Putin aseveró: “tienes que mirar a tu alrededor y decirte que éste es un mundo maravilloso”.

Por su parte, Joe Biden se despidió diciendo: “hice lo que vine a hacer”.

El Air Force One coincidió con el avión presidencial ruso en el aeropuerto Cointrin, en Ginebra, Suiza, al final de la cumbre. Foto: Reuters

APUNTAN “SALDO BLANCO”

La reunión entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidos, Joe Biden deja un saldo favorable sin hostilidades, coincidieron especialistas consultados por Excélsior.

Más que una reunión con resultados, era una primera reunión de exploración, saber cuál iba a ser el tono a partir de ahora. No hubo contradicciones, pero al mismo tiempo la antipatía sigue ahí. Es saldo blanco”, afirmó la profesora del Centro de Investigación y Docencia Económicas Valeria López Vela.

La especialista detalló que Biden hizo una agenda para llegar fortalecido a esta cumbre, tras la reunión con la OTAN y el Grupo de los 7.

Según la internacionalista Iliana Rodríguez, investigadora del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), la reunión rescata la diplomacia tradicional.

Es el contundente regreso de Estados Unidos al escenario internacional, con su mayor opositor diplomático, Rusia”, dijo la académica.

Para el profesor de derecho del ITAM, Luis Pereda, la cumbre tendrá poco efecto.

Fue un saludo de manos que ambos necesitaban pero no cambia mucho la realidad. La relación trae distintos temas, lastres”, afirmó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.