Evocan ‘El Origen’ de la vocación dancística

Para el coreógrafo Miguel Ángel Palmeros, la danza, “ese impulso irresistible de bailar”, es una válvula de escape a cualquier tipo de opresión, “es sinónimo de disciplina y libertad”, comenta en entrevista.

Por esta razón, el maestro, con más de 50 años de carrera profesional y autor de 150 coreografías, acaba de dar vida a El origen, obra que interpretará la compañía Momentos Corpóreos, que fundó hace 20 años, para abrir la temporada Hecho en Casa, que se llevará a cabo de manera híbrida en el Centro Cultural Los Talleres del 11 de junio al 18 de julio.

Cuenta que esta nueva coreografía nació de un diálogo que sostuvo con cuatro bailarines de entre 20 y 35 años de edad. “Están descubriendo la danza, que provoca la sensación de estar vivo por las vibraciones del cuerpo, la intensa experimentación de todo tipo de sentimientos: alegría, temores, deseos, tristeza, humor”.

Detalla que les preguntó cuál fue el motivo por el que decidieron incursionar en la danza, qué les produce corporal y emocionalmente danzar, por qué esta disciplina es importante para ellos y por qué siguen bailando.

Y la respuesta de los cuatro ejecutantes a estas preguntas, grabadas en video, explica, forman parte de la coreografía. “Ellos elaboraron ciertos movimientos y a partir de ahí armé la obra. Empieza con una danza grupal, luego el video y después viene un solo. Dura una hora cinco minutos”.

Hecho en Casa es una muestra que congregará a diferentes coreógrafos, intérpretes y creadores, que han encontrado en Los Talleres un espacio para crecer y consolidarse a través de la continua experimentación.

REGRESA GLIPTODONTE

Los restos fósiles de un gliptodonte (Glyptotherium cylindricum), que se exhibieron en la Sala de Paleontología del Museo Regional de Puebla (Murep), regresaron a su lugar de origen: la comunidad de Santiago Tenango, en el municipio de General Felipe Ángeles, donde fueron descubiertos en 2017.

Leave a Reply

Your email address will not be published.