María Hanneman en Saltillo: Juventud al piano, talento internacional

A sus 15 años María Hanneman tiene más de una década de dedicación a la música. Su pasión por el piano comenzó desde muy pequeña pero incluso para entonces ya sabía que este sería el camino que seguiría en su vida.

Si bien su talento y disciplina la han llevado a destacar dentro y fuera del país, en festivales y concursos como la Semana Internacional de Piano y Música de Cámara en Suiza en 2018 o incluso llegó a tocar en Carnegie Hall a finales de ese año, su nombre se encontró en los titulares de todo México cuando, en medio de la pandemia, en julio pasado, obtuvo el primer lugar del Grand Prize Virtuoso en la categoría de 13 a 15 años, competencia internacional realizada en Salzburgo en memoria de Wolfgang Amadeus Mozart.

Ahora, mientras los escenarios despiertan de su letargo, Hanneman acompañará a la Orquesta Filarmónica del Desierto este jueves 22 de abril con tres funciones, dos presenciales y una virtual, como parte de su tercer concierto de temporada, donde interpretará el Concierto para piano no. 23 de Mozart.

En entrevista con VANGUARDIA, la joven pianista nos contó cómo ha sido su paso y crecimiento por la escena musical de México, cuál es su perspectiva sobre su arte y cómo fue este último año para ella.

Inicios de una prodigio

“A los tres años me regalaron un piano de juguete y yo empezaba a sacar las canciones que me enseñaban en la clase de música de kinder y luego, a los 4, le pedí a mis papás que me metieran a clases de piano y a los 9 me metí al Conservatorio Nacional de Música”, recordó la joven pianista.

Hanneman, originaria de la Ciudad de México, señaló que con su ingreso al conservatorio fue que decidió dedicar de lleno su vida a la música y perseguir una carrera en esta disciplina, con el piano al frente.

Mozart, agregó, es uno de los compositores que más disfruta interpretar, así como Chopin “porque era muy romántico”, Rachmaninoff “porque es muy energético” y Beethoven “igual, porque estaba muy loco y era muy energético también”.

De estos últimos autores son las piezas con las que ganó el Grand Prize Virtuoso, específicamente el “Estudio, opus 25, Número 2” de Chopin y el “Preludio de las Campanas”, de Rachmaninoff.

Sobre su crecimiento en este arte reflexionó que, aunque en un principio veía a la música desde una perspectiva más de juego, esta visión ha evolucionado y ahora reconoce el esfuerzo y dedicación que debe darle para poder lograr sus objetivos.

Retos para la juventud

“Ha sido complicado, por un lado, y más como, con más tiempo, por otro”, mencionó Hanneman, “se cancelaron un buen de cosas, conciertos que yo iba a dar, no he podido ir al conservatorio, no he podido ver a mis maestros, ni a mis amigas y, especialmente lo que me pone más triste es que la mayoría de los conciertos no son presenciales y no es la misma vibra de sentir el público, los aplausos, y como toda la gente feliz por la música, sí ha estado complicado”.

Respecto al otro punto mencionó que ha aprovechado su tiempo para estudiar más y mejorar su técnica, aunque anhela poder volver a lo presencial.

En su experiencia, como una joven mexicana en busca de oportunidades para crecer en el terreno artístico en el país, reconoce que a veces son pocas, por lo que recomienda aprovechar las que se presenten.

“Tenemos que aprovechar muy bien todas las oportunidades que se nos den”, mencionó, “y tenemos que estar muy agradecidos también. Yo estoy muy agradecida con todas las oportunidades que he tenido, pero también hay que investigar mucho qué oportunidades son buenas, y para conseguir apoyos”.

“Siempre se necesita el apoyo de tus papás, de la gente que te quiere y con eso también puedes lograr muchas oportunidades”, agregó, “también el apoyo de alguna institución o de tu comunidad, de tus amigos o de tu familia”.

En este sentido también agradeció la comprensión de sus allegados y de sus maestros ante su ritmo de vida, cuando ha tenido que viajar o reacomodar sus horarios para perseguir dichas oportunidades, por lo que, a su vez, considera que es muy necesario contar con algún tipo de apoyo para poder realizar un sueño así.

Velada en honor de la infancia

El concierto de este jueves que ofrecerá la OFDC, además de contar con la presencia de Hanneman, tendrá como parte de su programa una rendición de la obra “Pedro y el lobo” de Sergei Prokofiev, en la que el actor Jesús Cervantes participará como narrador.

Las funciones presenciales en el Fernando Soler serán a las 17:00 y 20:00 horas, esta última también será una transmisión virtual en vivo, y los boletos —150 pesos presencial y 100 pesos digital— ya se pueden conseguir en la plataforma SoundGig.

¡No te lo pierdas!

María Hanneman en concierto con la OFDC

¿Cuándo? Jueves 22 de abril

Hora: 17:00 y 20:00 horas

¿Lugar? Teatro de la Ciudad Fernando Soler y transmisión en vivo

Boletos en $100 virtual y $150 presencial por SoundGig

Leave a Reply

Your email address will not be published.