‘Una luz en la oscuridad’; distinguen a la autora Diamela Eltit

Agobiada y triste por “la situación tan terrible” que vive Chile por la pandemia de covid-19, la narradora Diamela Eltit (1947) afirma que la noticia de que ganó el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español 2020, que se falló ayer, es “una luz en la oscuridad, una sorpresa inesperada” que le levantó el ánimo.

Estamos completamente cercados por el virus. Los contagios se han incrementado mucho. Estamos al límite con las camas. Son cifras altas para un país tan pequeño. Ha sido un proceso muy penoso”, comenta vía telefónica desde Santiago de Chile.

En lo personal estoy bien porque tengo posibilidades de mantenerme aislada. Ya he recibido la vacuna. Pero para la comunidad pobre es muy complicado, la están pasando mal. Yo he encontrado refugio en la literatura”, agrega en entrevista con Excélsior.

Considerada una de las voces femeninas críticas más importantes de Latinoamérica, añade que, aunque para ella el acto de escribir es “salir”, es “una fuga de la vida”, siempre se necesita a la “comunidad, la solidaridad”, para abrir un espacio hacia el futuro.

A sus 73 años, y después de dar vida a 25 títulos, quien publicó en 1980 su primer libro de ensayos, Una milla de cruces sobre el pavimento, y tres años después su novela Lumpérica, sigue pensando que es urgente construir desde la literatura un espacio de resistencia.

Y fue precisamente “por su compromiso con la reinvención del lenguaje y la transgresión, sin perder de vista la dimensión ética y política”, que Eltit se hizo merecedora del galardón que otorgan desde 2012 la Secretaría de Cultura federal y la UNAM, dotado con 125 mil dólares, un diploma y una escultura de Vicente Rojo.

Su trabajo literario ha sido significativo en el proceso de cambio social y cultural en los territorios de la lengua española, renovando las formas de la expresión por medio de su estructura; su obra rompe las fronteras de género, tiempo y espacio, manteniendo una constante y vital vigencia”, consideró el jurado integrado por Luisa Valenzuela, Cristina Rivera Garza, Adolfo Castañón, Mario Bellatín y Angelina Muñiz-Huberman.

La graduada en Letras en las universidades de Chile y Católica destaca que conoció al escritor mexicano Carlos Fuentes (1928-2012), Premio Cervantes 1987, en cuyo honor se creó el galardón, cuando vivió en México, donde fue agregada cultural de la embajada de Chile de 1991 a 1994; “aunque no era una amiga personal, siempre he admirado su obra”.

Detalla que Fuentes es un autor muy completo. “Aura es la novela que más me ha impactado y me sigue dando vueltas en la cabeza. Es la más gótica, es extraordinaria, me gusta su narrador y las vueltas que da dentro del texto. Sigo escribiendo sobre ella, doy conferencias, la cito mucho”.

Quien ha sido profesora visitante en las universidades de Berkeley, Columbia, Stanford, Johns Hopkins y Nueva York indica que el año pasado entregó a una editorial argentina el libro El ojo en la mira, en el que habla de manera libre y personal de las lecturas que la han marcado.

La escritora, que ha hurgado en temas como la desigualdad, la pobreza, la violencia, el cuerpo femenino y la censura, explica que trabaja ahora en una novela sobre la noche. “Aún la estoy pensando, pero quiero trabajar la noche como un espacio, deseo iluminar ese territorio”, adelanta.

El Carlos Fuentes fue instituido el 16 de julio de 2012, con una periodicidad anual y una bolsa de 250 mil dólares.

En 2013, las instituciones convocantes lo convirtieron en bianual, conservando el monto. Pero en 2019 decidieron que se entregaría cada año, ahora dotado con 125 mil dólares.

Eltit es la segunda mujer en obtener este galardón. Lo han ganado el Nobel de Literatura peruano-español Mario Vargas Llosa (2012), el nicaragüense Sergio Ramírez (2014), el poeta mexicano Eduardo Lizalde (2016), el español Luis Goytisolo (2018) y la argentina Luisa Valenzuela (2019).

Espero que la entrega sea presencial. Deseo viajar a México. Es un país muy querido. Tengo algo de mexicana”, concluye la también autora de Fuerzas especiales.

ELIGEN A CUATRO MEXICANOS

Los mexicanos Andrea Chapela (1990), Aura García-Junco (1989), Aniela Rodríguez (1992) y Mateo García Elizondo (1987) fueron seleccionados entre los 25 mejores narradores en español, de acuerdo con la lista elaborada por la revista británica Granta, difundida ayer en el Instituto Cervantes de Madrid.

La relación, que destaca la calidad literaria de autores menores de 35 años, también incluyó a españoles como Irene Reyes-Noguerol, Andrea Abreu, Munir Hachemi, David Aliaga, Cristina Morales y Alejandro Morellón, así como los argentinos Camila Fabbri, Michel Nieva y Martín Felipe Castagnet; los cubanos Carlos Manuel Álvarez, Dainerys Machado Vento y Eudris Planche Savón; los chilenos Diego Zúñiga y Paulina Flores; y la ecuatoriana Mónica Ojeda, entre otros.

-Juan Carlos Talavera

Leave a Reply

Your email address will not be published.