Por el momento, la realidad sigue agonizante

Foto: Coronavirus padrinan Pixabay

Márcia Batista Ramos

“La necedad, el error, el pecado, la tacañería,

Ocupan nuestros espíritus y trabajan nuestros cuerpos,

Y alimentamos nuestros amables remordimientos,

Como los mendigos nutren su miseria”.

Charles Baudelaire

Nadie debía pedir humanidad a nadie, ya que nacimos humanos y por eso deberíamos ser humanos, en cualquiera que sea la circunstancia, pues deberíamos mejorar nuestra propia suerte. Pensaríamos que, lo bueno para uno es lo bueno para todos; entonces, no habría miedo de caminar por la calle, de perseguir un sueño, de hablar con un extraño, ni de asumir un cargo público.

La vida puede estructurarse desde una serie de imágenes relevantes.

La relevancia en estas tierras frías del altiplano, donde no existe una torre del Temple, es mantener en el encierro a muchas: Marías Antonias Josephas Johannas, con condenas de cuatro meses; gran sufrimiento, hasta llegar al día del gran espectáculo de la guillotina en octubre.

Este espectáculo singular, no tiene otro nombre que injusticia, grotescamente armado ante los ojos, ciegos, del mundo. Parece una horrible bufa carnavalesca…Que busca la muerte, por cruel venganza de algo que, de verdad verdadera, no fue.

Sin pruebas.

La crueldad se apodera de las mentes y la frontera que separa lo correcto de lo incorrecto (por no hablar de lo legal) suele ser, en ocasiones, muy difusa.

El tiempo no podrá llevarlos de vuelta a un día (sólo un día), antes de la mala decisión del magnifeminicidio. María Antonieta de Habsburgo-Lorena, fue enterrada con la cabeza al medio de las piernas.

Machismo. Chauvinismo.

La humanidad es extremadamente frívola y la vida transcurre entre la idea del negacionismo de la pandemia, que, por un lado, es lo mismo que genocidio… Por otro lado, cierre de fronteras y estigmatización de más de un pueblo latinoamericano, como si dos milenios de persecución antisemita, no fuera suficiente, para aprender algo.

Actualmente, unos están estigmatizados por ser narcotraficantes, otros, por ser portadores de la lepra mutante del siglo XXI.

La humanidad, de muchas maneras, ha perdido la esperanza.

La muerte, ahora, estampa su cara victoriosa en todos los noticieros. Muchos ya se acostumbran al macabro espectáculo; otros justifican diciendo que es la voluntad de Dios, mismo cuando saben que la divinidad, no interviene en las obras de la oscuridad.

En este momento, nacer es la mejor manera de comenzar a morir.

Hay un mensaje subliminal, en el aire: rechacen la insalubridad y las revoluciones, porque ningún odio contribuirá a la restauración de la República.

La situación política nunca ha cambiado. Napoleón III ha fundado el Segundo Imperio y su todopoderoso prefecto Haussmann dilapida el presupuesto con la reforma de París. Todo fue siempre así… Cualquier parecido es mera coincidencia.

Ningún chamán logra ordenar el mundo que se carcome en silencio.

Nada es congruente, el espíritu lúcido de la humanidad, hace mucho que está desquiciado.

Me olvido a menudo que la historia se repite cíclicamente. La historia se repite en espirales que implican siempre avances y retrocesos profundos, porque, como humanidad, todavía, no aprendimos a ser humanos.

No sé cuándo se hará la Luz, por el momento, la realidad sigue agonizante.

***

Márcia Batista Ramos, brasileña, licenciada en Filosofía. Radica en Bolivia. Gestora cultural, escritora y crítica literaria. Publicó Mi Ángel y Yo; La Muñeca Dolly; Consideraciones sobre la vida y los cuernos; Patty Barrón De Flores: La Mujer Chuquisaqueña Progresista Del Siglo XX; Tengo Prisa Por Vivir; Escala de Grises – Primer Movimiento; Antología Escritoras Cruceñas, Caballero Reck & Batista (2020); Antología Escritoras Contemporáneas Bolivianas, Caballero, Decker & Batista. Bolivia (2020). Participó con ensayos en diversas antologías además tiene publicados: Cuento: Un Viaje en carnaval, en la antología “BOLIVIA La versión de escritores extranjeros” Homero Carvalho Oliva (2020); Cuento: Un Hombre Común, en “Honduras como Epicentro – Antología Mundial de Escritores en Cuarentena”, Chaco de La Pitoreta (2020); Antología “Compendio Literario pro Casa Melchor Pinto”, Colectivo Poético; Bolivia (2020); “BREVIRUS Antología de minificciones”, Lilian Elphick Latorre. Revista Brevilla, Santiago de Chile (2020).

Leave a Reply

Your email address will not be published.