Familia convierte chatarra en casa rodante para afrontar el encierro

Una familia que reside en el estado de Nuevo León encontró una manera para enfrentar el confinamiento obligado por la pandemia de covid-19, pues de una manera muy ingeniosa convirtieron un camión considerado como chatarra en una singular casa rodante que usaron para viajar a la playa de Miramar en Tampico, Tamaulipas.

Se trata de “Gilligan”, un camión Chevrolet modelo 1993 que en sus “años mozos” sirvió para el transporte.

Santiago Flores Herrera, propietario del singular vehículo, cuenta que tanto él como su familia buscaban la manera de afrontar  el confinamiento por covid-19 sin la necesidad de salir de su casa y solo convivir entre ellos.

Foto: especial

Fue así como les surgió la idea de comprar a “Gilligan”, camioncito que era ya considerado como chatarra.

De hecho cuando empezó todo esto (la pandemia) estábamos viendo la forma de poder concentrarnos en él, salir con la familia. Ya ahorita ya va muy muy avanzado” cuenta el jefe de familia.

El microbús ha tenido una inversión en más de 40 mil pesos, aunque todavía le faltan algunas cosas por reparar.

Cuenta con paneles solares que ayudan a tener energía eléctrica para usar un refrigerador, estufa con su cocina y focos.

En la reconstrucción adaptaron un sanitario, el cual cuenta con su depósito para no contaminar la intemperie.

Foto: especial

El área de los asientos lo convirtieron en comedor y camas que tienen la capacidad de dormir hasta ocho personas sin ningún problema.

La salida de “Gilligan” ocurrió este fin de semana después al recibir las recomendaciones de conocidos de Nuevo León y Saltillo a ir a visitar la playa Miramar de Tampico.

Vengo con mi esposa, hijos, yerno y nietos. Venimos a pasarnos un ratito feliz.  Sabemos que hacía frío pero  la idea era salirte un ratito de la rutina y estar aquí a gusto”.

Aceptó que la familia tiene miedo por el covid-19, por eso decidieron estar un tanto alejados de la gente.

El día de mañana (domingo) vamos a otra playa, nos habían recomendado venir y no nos quedarnos con las ganas de no conocer”

Dijo que para pasar la noche usan un estacionamiento de una tienda de autoservicio para así no tener problemas con nadie. Ya por la mañana vuelven a emprender la marcha a otra aventura.

Leave a Reply

Your email address will not be published.