Suena el español en toma de Biden

La toma de protesta de Joe Biden como presidente de Estados Unidos no fue sólo distinta por estar enmarcada por la pandemia ante covid-19, sino porque por primera vez se pronunció una frase en español en una ceremonia de esta índole afuera del Capitolio.

Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”, dijo JLo en español durante un popurrí de America the Beautiful y This Land is your Land.

Ayer, las palabras de la cantante de origen puertorriqueño, criada en el Bronx, se volvieron tendencia en las redes sociales por el impacto que significaban.

Vestida de blanco de pies a cabeza y con profusas joyas en sus orejas, manos y muñecas, cantó el clásico This Land is your Land, una tonada de matices socialistas que Woody Guthrie supuestamente escribió en respuesta a la más nacionalista God Bless America.

Siguió luego con America the Beautiful, y al final gritó en español: “¡Una nación bajo Dios, indivisible, con unidad y justicia para todos!”.

JLo, de largo cabello atado en una cola de caballo, vistió un pantalón ancho blanco con un cinturón de cadenas y una blusa blanca con grandes volados en el pecho, así como un abrigo blanco largo, todo de Chanel.

Antes que ella, Lady Gaga, cantó el himno nacional de una manera muy Gaga, con extravagancia, moda y pasión. Bajó las escaleras hasta el atrio de las escalinatas del Capitolio ya sin cubrebocas.

La ganadora del Grammy usó un enorme broche de paloma y una falda esculpida en rojo impresionantemente ondulante mientras cantaba en un micrófono dorado, entregando una interpretación emotiva y poderosa de The Star-Spangled Banner.

Al término de su participación Gaga intercambió brevemente unas palabras con Biden, tomó su lugar entre los invitados y se colocó el cubrebocas para cumplir con las medidas sanitarias.

Gaga publicó el martes por la tarde en sus redes sociales una foto de ella parada junto al Capitolio. Calificó el día de la investidura como “un día de paz para todos los estadunidenses. Un día de amor, no de odio. Un día para la aceptación, no para el miedo”.

La estrella del country Garth Brooks secundó a JLo. Quitándose su sombrero de vaquero negro, cantó a capella una versión conmovedora y con un toque de gospel de Amazing Grace, con los ojos cerrados durante gran parte de la canción. Pidió a la audiencia que cantara un verso con él: “No sólo la gente de aquí, sino la gente de casa, para trabajar como uno solo”.

Las tres superestrellas se encontraban entre una gran cantidad de celebridades brillantes que llegaron a Washington, virtualmente o en persona, para dar la bienvenida a la nueva administración de Biden y Kamala Harris, un dúo popular en Hollywood, donde el expresidente Donald Trump definitivamente no estaba.

UN POCO DE HISTORIA

La historia de famosos actuando en los juramentos presidenciales se remonta a la tercera investidura de Franklin D. Roosevelt en 1941, cuando una gala en la víspera incluyó actuaciones de Irving Berlin, Mickey Rooney y Charlie Chaplin, dice Lina Mann, de la Asociación Histórica de la Casa Blanca. “Chaplin interpretó su monólogo de El gran dictador”, apuntó Mann.

El componente de las celebridades sólo se incrementó con el tiempo, y una de las investiduras más estelares fue la de John F. Kennedy en 1961. La celebración, presentada por Frank Sinatra, atrajo a Harry Belafonte, Nat King Cole, Ella Fitzgerald, Gene Kelly, Ethel Merman, Laurence Olivier, Sidney Poitier y otros.

En la primera ceremonia de juramento de Barack Obama en 2009, Aretha Franklin cantó My Country, ’Tis of Thee y Beyoncé serenó al nuevo presidente y su esposa Michelle con su interpretación de At Last en el baile inaugural.

Leave a Reply

Your email address will not be published.