Hay escasez de vacunas en todo el mundo. La UE y Canadá presionan a Pfizer

Personas aguardan dentro de sus vehículos en fila en un sitio de vacunación contra el COVID-19 fuera de The Forum en Inglewood, California, el martes 19 de enero de 2021. (AP Foto/Damian Dovarganes)

La reducción en los suministros de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 ha generado frustración desde Europa hasta América del Norte.

Los gobiernos dicen que la demora les está costando un tiempo fundamental durante las primeras etapas del despliegue de las vacunas a los asilos de ancianos y al personal hospitalario.

Italia ha amenazado con tomar medidas jurídicas. El gobierno de la provincia canadiense de Ontario dijo que el director general de Pfizer debería ser perseguido “con un buscapiés”. Y la Unión Europea señaló que “los contratos son para cumplirse”.

VACUNA-FRANCIA-COVID
Una dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech en un centro de vacunación de Tourcoing, en el norte de Francia, el martes 19 de enero de 2021. Foto: Michel Spingler, AP.

Muchas naciones están bajo presión por lo que es visto como un lento comienzo de las campañas de vacunación en comparación con países como Israel y Gran Bretaña. Pfizer agravó el problema el viernes pasado cuando anunció una reducción temporal en las entregas para poder aumentar la producción en su planta de Puurs, Bélgica, que suministra todas las dosis enviadas fuera de Estados Unidos.

La demora, que la farmacéutica dijo podría durar unas semanas, no sólo afecta el número de personas que pueden ser inoculadas durante ese periodo, sino que también altera los planes que los gobiernos elaboraron para que los ancianos y cuidadores recibieran las dos dosis necesarias dentro de un estricto periodo de varias semanas.

“Representa enormes problemas para nosotros”, dijo el Primer Ministro checo Andrej Babis.

“Todos nos sorprendimos por el anuncio de Pfizer-BioNTech sobre tener una demora”, manifestó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La UE ahora prevé que Pfizer entregue al bloque el 92% de lo que se esperaba para esta semana y la próxima. El 8% restante sería recuperado durante la semana del 15 de febrero.

Von der Leyen dijo que el desafío inmediato sería garantizar que haya suficientes dosis para que la gente que ya recibió su primera inyección de la vacuna de Pfizer reciba la segunda dentro del periodo recomendado.

“Es de suma importancia que obtengamos las dosis estipuladas en el contrato” que la Comisión Europea negoció, añadió. En total, la UE debía obtener hasta 600 millones de dosis de Pfizer.

Mientras tanto, el mayor general Dany Fortin, quien dirige la logística del despliegue y distribución de las vacunas en Canadá, dijo que Pfizer aplazó por completo las entregas previstas para la próxima semana y que habrá una disminución significativa en los suministros de las vacunas en las siguientes tres semanas.

El Primer Ministro de Ontario Doug Ford dijo que la escasez es más que un molesto inconveniente logístico.

“Simplemente estoy molesto por la situación, de que otros países la estén recibiendo”, comentó Ford. Señaló que si él fuera el primer ministro canadiense Justin Trudeau, llamaría al director general de Pfizer, Albert Bourla, todos los días y lo perseguiría “con un buscapiés”.

“No me detendría hasta obtener estas vacunas”, sentenció.

Pfizer comentó a The Associated Press el miércoles que cualquier retraso en estos momentos resultará en un enorme salto hacia adelante en los próximos meses. La compañía originalmente esperaba producir 1.300 millones de dosis de la vacuna este año.

“Ahora creemos que podemos potencialmente suministrar aproximadamente 2 mil millones de dosis para finales de 2021”, señaló la compañía en un comunicado.

CANCELAN VACUNACIÓN EN EU

La campaña de vacunación contra el nuevo coronavirus en Estados Unidos está enfrentando un nuevo obstáculo: Varios estados han informado que las vacunas se les están terminando, y por ello cancelaron las citas de decenas de miles de personas.

Karen Stachowiak, una maestra de primer grado del área metropolitana de Buffalo, tardó casi cinco horas llamando a un número telefónico especial y entrando en una página web para conseguir una cita para el miércoles, pero se la cancelaron. El Departamento de Salud del condado Erie dijo que canceló la vacunación de poco más de 8 mil personas en los últimos días debido a un suministro inadecuado.

“Es estresante porque estuve muy cerca. Y mis otros amigos maestros lograron sus citas para el sábado pasado”, afirmó Stachowiak. “Muchas personas están consiguiendo sus vacunas y después sucede que ’no, tengo que esperar’”.

Se desconocen los motivos de la aparente discordancia entre la oferta y la demanda en Estados Unidos, pero la semana pasada el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dejó entrever que los estados tenían expectativas poco realistas sobre los volúmenes de vacunas enviadas.

En todo caso, los nuevos embarques salen cada semana, y tanto el gobierno como los fabricantes farmacéuticos han dicho que hay grandes cantidades en camino.

La escasez se presenta en momentos en que los estados han intensificado sus campañas de vacunación, por orden del gobierno federal, para incluir a personas de 65 años o más, junto con otros grupos considerados esenciales o de alto riesgo, como maestros y policías. Más de 400 mil muertes en Estados Unidos se atribuyen al virus.

El presidente Joe Biden, que asumió el cargo el miércoles, enfrentó de inmediato la presión para arreglar las cosas. Ha dejado claro que su gobierno adoptará una postura más firme para acelerar la vacunación y se comprometió a administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días.

Menos de la mitad de los 36 millones de dosis distribuidas a los estados por el gobierno federal ya fueron aplicadas a la fecha, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Las autoridades de salud pública han dicho que el faltante podría reflejar retrasos en la gestión de registros, así como desorden y otras deficiencias a varios niveles de gobierno.

En un comunicado, el HHS dijo que esas jurisdicciones recibieron 5 por ciento más vacunas esta semana respecto de las que se entregaron hace un par de semanas.

Algunos estados han señalado que podrían quedarse sin vacunas para el jueves, y no está claro cuándo llegarán las nuevas dosis.

El Alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo el miércoles que la ciudad tuvo que cancelar 23 mil citas para personas que esperaban su primera dosis esta semana. El Departamento de Policía de Nueva York suspendió las primera dosis de vacunación para sus oficiales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.