Polanski regresa a Polonia para honrar a pareja que lo salvó del Holocausto

El cineasta galardonado con el Oscar, Roman Polanski, regresó a Polonia, el país de su juventud, para rendir homenaje el jueves a la pareja polaca que lo albergó y protegió cuando era niño, salvándolo del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.

Michel Franco señala que decir ‘whitexican’ es racista y lo tunden en redes
Stefania y Jan Buchala recibieron de manera póstuma el título de “Justo de las Naciones” un honor otorgado por Yad Vashem, el Memorial del Holocausto de Israel, en una ceremonia a la que asistió su nieto.

Polanski, de 87 años, quien ahora vive en Francia, viajó a Polonia para la ocasión. Es uno de los pocos países a los que puede viajar de manera segura, pues sigue prófugo de la ley de Estados Unidos después de declararse culpable de abusar sexualmente de una menor de edad en 1977 y de escapar al año siguiente.

Polanski recordó a Stefania Buchala como “una persona extremadamente noble y religiosa” que tuvo la valentía no sólo de arriesgar su propia vida, sino las de sus hijos. En la Polonia ocupada, los nazis castigaban a cualquiera que ayudara a los judíos ejecutando al instante a la persona involucrada y a toda su familia.

El nieto de la pareja, Stanislaw Buchala, recibió una medalla y el diploma a nombre de sus fallecidos abuelos del vicembajador de Israel, Tal Ben-Ari Yaalon, en un centro memorial judío en Gliwice, en el sur e Polonia. Las autoridades de la ciudad asistieron a la ceremonia.

Polanski y Buchala posaron para fotografías juntos, pero no pudieron tener gestos emotivos por el distanciamiento social y los cubrebocas por el Covid-19.

Polanski tenía nueve años en 1942 cuando sus padres lo hicieron escapar del gueto de Cracovia y ocultarse con una familia polaca que ellos conocían y a la que habían pagado para que lo alojaran. Sus padres fueron deportados poco después a campos de concentración.

El gueto de Cracovia era uno de muchos donde los nazis aislaban a los judíos del mundo exterior durante la ocupación de Polonia.

Polanski fue eventualmente recibido por los Buchala, con quienes vivió de 1943 al 45 en el pequeño pueblo sureño de Wysoka.

Al solicitar el honor Yad Vashem, Polanski escribió que Stefania “no dudó, sino que estuvo impulsada por el amor a otro ser humano”, cuando decidió ocultarlo.

“Durante todo ese tiempo, a pesar de la pobreza y la escasa comida, ella se aseguró de que estuviera seguro y alimentado”, agregó.

Los Buchala murieron en 1953.

Ellos son ahora unos de los 7,000 polacos reconocidos por Yad Vashem por salvar a judíos de una muerte segura a manos de la fuerzas nazi. En Polonia más que en otro país, muchas personas han sido reconocidas por ese tipo de heroísmo.

La madre de Polanski murió en Auschwitz, pero su padre sobrevivió al campo Mauthausen y ambos se reunieron después de la guerra.

Entre las obras de Polanski destaca la cinta galardonada con el Oscar sobre el Holocausto “El pianista” de 2003. Hace dos años Polanski fue expulsado de la Academia por el incidente de la menor de 1977. Este año su solicitud para restaurar su membresía fue rechazada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.