Nélida Cañas y su tierna mirada al lado invisible

Foto: Facebook

Márcia Batista Ramos

Nélida Cañas: Nació en la plenitud de la llanura, al sur de la provincia de Córdoba y vivió por 25 años en el valle de San Salvador de Jujuy. Ha publicado poesía, narrativa, además, integra numerosas antologías.

La escritora y poeta Nélida Cañas, posee una prosa exquisita que envuelve al lector en un mundo de emociones admirablemente descritas.

En su microficción se puede percibir, que para ella la muerte también es una preocupación existencial; pero no como la ausencia del otro, como una tragedia idílica. Más bien, Nélida Cañas, logra una relación serena con los ausentes, a punto de percibirlos y relacionarse con ellos amorosamente.

Así, Nélida Cañas en su libro “Como si nada”, narra con la voz más auténtica y tierna, la alegría interior que nace de su conciencia iluminada que logra percibir el otro lado de la vida, el lado invisible:

Abrazo

“Cuando visito la casa de mi padre le cuento pequeñas cosas para que se sienta acompañado. Él permanece en silencio, pero a veces percibo una suave presión o un aire cálido que circula envolviéndonos. Entonces tengo la certeza de que mi padre no me ha abandonado y de que la muerte es un más acá que sólo nos pide estar atentos”.

Nélida logra en su narrativa mirar el mundo con candidez, con la misma simpleza de la mirada explicada en los versos de Alejandra Pizarnik: “Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.” Por ello, es que la autora, sencillamente, conmueve:

Silueta

“Mi abuela Leonarda solía sentarse en su sillita baja y se quedaba ahí, muy quieta, con las manos cruzadas sobre la falda del delantal. Su mirada ausente seguía las sombras de los seres y las cosas. Callada y lejana no esperaba nada, acaso adormecida por el silencio o el rumor leve de las abejas. Cuando hacía mucho frío se quedaba en la cocina junto al brasero. De vez en cuando arrojaba un terroncito de azúcar en las brasas y toda la casa olía a azúcar encendida. Aquella mañana de julio extrañamos para siempre su silueta junto al brasero y el aroma de azúcar encendida”.

Como escritora microficcionista, Nélida utiliza la libertad artística para crear conceptos y un cristalino mundo metafísico cuyo poder es cautivante, por la visión que logra transmitir de las muchas bellezas visibles en lo invisible. La micronarrativa de Nélida Cañas es intimista, muy emotiva, y habla de cómo nos sentimos, del por qué; además tiene un fuerte componente filosófico y psicológico que le da ímpetu, tal vez, por ser un género tan humano, y tan necesario:

Patchwork

“De aquí y de allá voy reuniendo fragmentos. Tacuaritas azules, colibríes, campos de lino, rosas, rostros amados, canciones. Muchacha en la ventana de Dalí, el cuarto de Van Gogh, sus lirios, sus trigales. Voces que me acompañan. Caminos insondables. Arboledas. Horizontes que nunca se alcanzan…

Acaso una biografía, con todo lo que ella pueda tener de ilusión, de posibilidad de desvío”.

Para la escritora Nélida Cañas el amor es la fuerza creadora, el lazo que conecta las relaciones, y también el misterio y obra del azar; por ende, el amor es un sentimiento abstracto del alma que hace parte de lo intangible, por eso no termina, y va más allá, al otro mundo, al mundo invisible:

Fusión

“Por años mantuvimos una intensa y delicada correspondencia. Nuestras cartas construyeron una tercera voz, que nos unía y configuraba de una manera única.

Cuando nos encontramos nuestros cuerpos eran dunas indómitas separándonos. Nunca pudimos alcanzar la plenitud de las palabras”.

Sus microrrelatos son desarrollados en la soledad fecunda, para compartir desde ellos su tierna mirada del lado invisible, de forma original, develando la personalidad creadora de Nélida Cañas, que hasta el momento de la entrega artística permanecía secreta.

Así, Nélida Cañas y su tierna mirada al lado invisible, escribe dejando una huella que no se borrará.

***

Márcia Batista Ramos, nació en Brasil, en el Estado de Rio Grande do Sul en mayo de 1964. Es licenciada en Filosofía por la Universidade Federal de Santa María (UFSM)- RS, Brasil. Radica a más de cuarto siglo en Bolivia, en la ciudad de Oruro. Es gestora cultural, escritora y crítica literaria.

Publicó: Mi Ángel y Yo (Cuento, 2009); La Muñeca Dolly (Novela, 2010); Consideraciones sobre la vida y los cuernos (Ensayo, 2010); Patty Barrón De Flores: La Mujer Chuquisaqueña Progresista Del Siglo XX (Esbozo Biográfico) –Latinas Editores (2011); Tengo Prisa Por Vivir (Novela Juvenil, 2011); Escala de Grises – Primer Movimiento (Crónicas, 2015); Escritoras Cruceñas (poesía, narrativa y drama), Caballero, Reck & Batista – Grupo Editorial KIPUS (2019); Escritoras Contemporáneas Bolivianas (poesía, narrativa y drama) Caballero, Decker & Batista (2019); “Caspa de Ángel – antología de cuentos, crónicas y testimonios del narcotráfico” Batista Ramos & Carvalho Oliva. grupo editorial Kipus, Bolivia (2020).

Leave a Reply

Your email address will not be published.