Se arman vecinos vigilantes; respuesta a inseguridad en Valle de Chalco

La consigna es “ratero que agarremos, nos lo chingamos, lo linchamos”, la cual surge desde el corazón de la cuna del emblemático programa Solidaridad de Carlos Salinas de Gortari, Valle de Chalco Solidaridad.

Son vecinos, mujeres, hombres, jóvenes de todas las edades, que ante la falta de un accionar de las autoridades de los tres niveles de gobierno han decidido tomar las armas para hacer labores de seguridad.

En tanto, los elementos de la policía estatal se estacionan sobre la avenida Alfredo del Mazo con supuestos operativos contra robo de vehículo para detener tanto a motociclistas y automovilistas para pedir la famosa mordida.

Una de las unidades de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de México es la 08757, que, junto con otras tres unidades, se dedican a extorsionar a quienes caigan en sus manos a la altura del Hotel Real Hacienda a partir de las nueve de la noche, mientras que a una calle los vecinos recorren sus calles para atrapar delincuentes.

Octavio Martínez tiene 15 años viviendo en la calle Norte 20 y Poniente 2, y en tres ocasiones en menos de 15 días ha sido víctima de los delincuentes que se mueven en una motoneta color roja, que ya ha sido identificada con videos y por víctimas e incluso han sido denunciados ante los elementos de seguridad pública estatal y municipal.

Ante estas circunstancias, fueron desempolvados los palos, tubos, cadenas, hachas y una que otra arma de fuego escondida como la defensa que desencadena el hartazgo de ser víctimas de los delincuentes en calles, sin luminarias y olvidadas por los policías y autoridades municipales.

Los grupos de autodefensas vecinales en el municipio mexiquense están orientados a combatir los delitos locales. Foto: Eduardo Jiménez

LEY DEL LINCHAMIENTO

Grupo Imagen acompañó en distintos horarios a los vecinos de la colonia Concepción, del municipio de Valle de Chalco, un ayuntamiento donde los “abrazos y no balazos” no aplican, sólo la ley del más fuerte, de los vecinos que aplican la ley del linchamiento.

Aquí se realizan labores de seguridad las 24 horas del día para agarrar a los delincuentes y aplicarles la justicia local, “partirles su madre sin remordimiento, ellos no nos tienen consideración”, asegura doña Jacinta Juárez, que con 30 años en esta colonia ha visto pasar administraciones municipales que no han hecho nada contra la delincuencia.

Una delincuencia que rebasó desde hace años a las autoridades locales, que incluso hasta matan presidentes municipales con todo y escoltas, como fue el caso de Juan Manuel Carbajal Hernández, hace un año.

En la colonia Concepción, una de las más grandes del municipio, un grupo de 15 personas con silbatos, palos, tubos y toletes salen a caminar desde la Norte 20, la Poniente 4 hasta la avenida Alfredo del Mazo, de ahí se dirigen a la avenida Hermenegildo Galeana para dar vuelta hasta la avenida de las Torres.

En ocasiones se dividen en grupos para recorrer dos o tres calles al mismo tiempo, todos con sus armas en mano y su silbato en los labios, en caso de tener un contratiempo o ubicar a un delincuente, comienzan a silbar y es cuando los vecinos salen con lo que tengan a la mano e inicia la cacería.

Leave a Reply

Your email address will not be published.