Con cadenas humanas, miles vuelven a tomar las calles

Miles de manifestantes salieron ayer a las calles de diversas ciudades de Bielorrusia por cuarta noche consecutiva, para hacer patente su inconformidad con unas elecciones presidenciales que ampliaron el mandato del presidente y condenar la represión de las manifestaciones posteriores, por la que han muerto dos personas que resultaron heridas.

En Minsk, cientos de personas formaron cadenas humanas. Los automovilistas tocaron sus claxons en apoyo y redujeron la velocidad para bloquear a la policía.

Policías antidisturbios llegaron al sitio y dispararon balas de goma para dispersarlos.

Se realizaron protestas similares en otras cinco ciudades —de acuerdo con el grupo defensor de derechos Viasna— para refutar los resultados de los comicios, que muestran que el presidente Alexander Lukashenko ganó un sexto mandato con 80% de los votos y que la principal candidata de la oposición, Svetlana Tijanóvskaya, consiguió 10 por ciento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.