Inician celebraciones por el centenario de Astor Piazzolla

Las celebraciones por el centenario del bandoneonista Astor Piazzolla (1921-1992), programadas para el próximo año, iniciaron con el lanzamiento electrónico de Triunfal, álbum con piezas poco conocidas del compositor argentino, grabadas por el quinteto que lleva su nombre, en Buenos Aires, Argentina, poco antes de la pandemia.

El álbum sería presentado el pasado 29 de marzo en México, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Sin embargo, al no existir fecha de retorno a causa del covid-19, Julian Vat, director musical del Quinteto Astor Piazzolla explica a Excélsior que era necesario este lanzamiento para arrancar las celebraciones para el 2021, con estos 14 temas que concentran las distintas facetas del bandoneonista argentino.

Triunfal es un disco que reúne todo el espectro compositivo de Piazzolla para el formato de quinteto, con música creada desde los años 50, explica Vat, que va de la composición más antigua, titulada Triunfal, que da nombre al álbum, hasta una de sus últimas piezas, Camorra II, con luces del ámbito cinematográfico, rescatando versiones con muy poco rodaje en el espectro musical.

Piazzolla, recuerda Vat, fue un músico prolífico, autor de más de tres mil obras que se conocen bastante poco, sólo un puñado son ubicables en todo el mundo, pese a que todas guardan la misma calidad.

Por eso intentamos abarcar los distintos momentos dentro de las creaciones realizadas por el lápiz del maestro, además de piezas conceptualmente distintas con rítmicas bien marcadas forman parte de este disco y recorren las distintas instancias del compositor argentino”, abundó.

¿Cómo describiría la atmósfera de estas piezas?, se le pregunta a Vat. “Piazzolla siempre me remite a una ciudad, eso es indiscutible, como Buenos Aires. Siempre es un aire ciudadano, con ese tempo y esa rítmica que podemos escuchar en composiciones como Todo Buenos Aires, que habla de la ciudad de los años 60. Por otro lado, esta música tiene mucho corazón y también transmite una vida signada por las distancias con cierta melancolía y cierta fuerza, mucha fuerza y cierta alegría en varios de sus pasajes”.

El disco fue trabajado sobre un doble vinilo con las 14 composiciones que celebran el centenario del nacimiento del bandoneonista, donde el lápiz siempre es de él y eventualmente, cuando una de sus obras está escrita para otra formación, como el octeto o noneto, se hacen algunas adaptaciones.

Ahí es donde nosotros hemos realizado un trabajo de búsqueda y ensayo sobre cómo adaptar su lápiz, pero sin modificar la esencia de esas obras al formato de quinteto que es finalmente el que
Piazzolla pensó que mejor sintetizaba su mirada sobre la música”, abunda.

LA CONTEMPLACIÓN
Para el productor del Quinteto Astor Piazzolla, la música del bandoneonista adquiere un matiz especial.

Vivimos un momento único. No sé si tenemos el privilegio, pero es cierto que somos protagonistas de este momento que, evidentemente, pareciera que la humanidad viviera cada cien años o un poco más. Puede ser una suerte o una desgracia, pero diría que este momento está ligado a ciertos aspectos contemplativos e introspectivos de la música del compositor,
vinculados también con la alegría y a la fuerza que hay en la música del maestro”.

Lo cierto es que en momentos donde el mundo se detiene, quizá, podamos aprovechar para que mensajes, conceptos o músicas de una determinada elevación como ésta o de otros grandes autores, se desarrollen o penetren con mayor facilidad, ya que quizá uno esté más permeable o menos ensimismado. Es probable que en este momento donde pareciera que el mundo se detiene, sea un buen momento para escuchar con mayor atención la música del maestro”, abunda.

Sobre la obra que le da nombre a este álbum, Vat explica que ésta tiene un significado particular en la vida del compositor, ya que es ésta la obra que decide su destino a partir de los consejos de la académica Nadia Boulanger.

Cuando el compositor argentino viajó a Europa para hacer sus estudios académicos y aún no sabía que el tango sería su destino, presentó algunos de sus trabajos en un formato formal y un tanto impersonal, pero en aquel momento Boulanger le preguntó quién era y dónde estaba Piazzolla dentro de esa esa música.

Fue ahí donde tomó por primera vez, su bandoneón e interpretó Triunfal. Entonces ella le dijo que ése era Piazzolla y que nunca debía abandonarlo. Ahí se decidió su destino. Y empezó hablar de su propia aldea y contar su propia historia, con todas sus influencias, su vida ante las pandillas de Nueva York, el be bop y el jazz que le sonaba en líneas generales”, explica Vat.

Y entonces mezcló su historia tanguera de origen y su formación académica, con la confluencia de ese crisol que derivó en una música tan única. Creo que en ese sentido, Triunfal coincide con un aspecto iniciático y un deseo que tenía el maestro y que así manifestó para que su música se escuche en 2020. Así que se trata de un título que signó su destino y que tan felices nos hace a nosotros”, dice.

¿Cuáles de las obras grabadas son las menos conocidas? Por ejemplo, Milonga Tres, Mar del Plata 70, La Mufa, Tristeza Separación o Bragatissimo, una obra que no grabó en este formato y que damos luz”.

Son obras de muy escasa difusión y con este álbum lo que queremos es dar luz y visibilizar toda la obra de él y, en el caso las adaptaciones, procurar que siempre se note el lápiz del maestro”, concluye.

Leave a Reply

Your email address will not be published.