México suma 26 mil 648 muertes por COVID-19

México suma 26 mil 648 muertes por COVID-19 y 216 mil 852 casos confirmados acumulados, de los cuales 25 mil 558 están activos, de acuerdo con el reporte diario de la Secretaría de Salud federal (SSA).

En el día 28 de la nueva normalidad, los estados de Tabasco, Veracruz y Puebla siguen en casos confirmados a la Ciudad de México y el Estado de México y las entidades con menos contagios reportados en el país son Colima y Zacatecas.

La Ciudad de México tiene 47 mil 047 casos acumulados; le sigue el Estado de México con 33 mil 480; Tabasco, con 10 mil 221; Puebla, con 9 mil 934; Veracruz, con 9 mil 812, y Baja California con 8 mil 772.

La capital del país y el Estado de México concentran la mayor cantidad de los 25 mil 558 casos activos; le siguen Puebla, Guanajuato, Tabasco y Tamaulipas.

A la par, existen otros 39 mil 552 casos sospechosos que se podrían sumar a los acumulados por la COVID-19 en el país.

Los casos acumulados por entidad federativa. Imagen: Captura de pantalla.

Salud detalló que aún existen 2 mil 004 defunciones sospechosas. La dependencia añadió que las muertes no han pasado de 550 en 24 horas.

La capital del país concentra la mayor cantidad de decesos, seguido del Estado de México, Baja California, Veracruz, Sinaloa y Puebla.

En lo que respecta a la ocupación de camas hospitalarias, se ha utilizado el 43 por ciento, u 11 mil 257 de los 26 mil 053 espacios disponibles en 899 hospitales COVID-19 en el país.

La Ciudad de México tiene una ocupación del 63 por ciento; seguido del Estado de México, Puebla, Tabasco y Sonora con el 61; Guanajuato, con el 59; Colima con el 55; Nuevo León y Nayarit con el 54; y Veracruz, con el 53 por ciento.

Para el caso de las camas con ventilador, la ocupación es del 39 por ciento, o 3 mil 466, de las 8 mil 815 espacios disponibles.

Baja California encabeza el listado con el 63 por ciento de ocupación; le sigue el Estado de México con 60; Sonora, con 56; Nuevo León con el 55 por ciento; y el Estado de México y Puebla con el 54 por ciento.

El Subsecretario López-Gatell recordó que México se mantuvo con medidas de contingencia desde el 20 de marzo al 31 de mayo y a partir del 1 de junio permitió el retorno a las actividades en el marco de una “nueva normalidad” que se controla con un semáforo epidemiológico de cuatro colores.

México y el servicio epidemiológico. Imagen: Captura de pantalla.

Para la semana que comienza este lunes 29 de junio, 14 estados estarán en semáforo rojo, de máximo contagio, y los otros en semáforo naranja, de riesgo alto.

En rojo, los hoteles manejan una ocupación del 25 por ciento, los restaurantes solo venden alimentos para llevar, los salones de belleza, barberías y peluquerías, atienden por cita y los parques permiten un aforo del 25 por ciento.

En el semáforo naranja, los hoteles aumentan al 50 por ciento su actividad, los restaurantes pueden tener 50 por ciento de ocupación de mesas, al igual que los parques y las peluquerías y los centros comerciales pueden tener 75 por ciento de ocupación.

EL MUNDO

Los contagios por coronavirus en el mundo se encuentran al filo de los diez millones, según el último la recuento oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras haberse registrado 189 mil 077 casos diarios, un nuevo récord desde que estalló la pandemia.

Las curvas ascendentes más marcadas en estos días son las correspondientes a Estados Unidos, India y Brasil.

La base de datos de la OMS ha recibido la confirmación de 495 mil 760 decesos directamente causados por la COVID-19, lo que significa 4 mil 612 casos más que en la víspera.

América Latina representa la mitad de la carga infecciosa en esta pandemia, con casi 5 millones de casos confirmados.

Europa acumula 2.7 millones y en esta jornada la región del Mediterráneo oriental ha superado la barrera del millón.

La OMS ha informado de que entre los países que han reportado aumentos de casos están Irán, Irak, Libia, Marruecos, los territorios palestinos y Omán.

La región del Mediterráneo oriental genera una preocupación particular por ser escenario de algunos conflictos armados de proporciones, como los que afectan a Siria, Yemen y Libia, lo que ha causado que sus infraestructuras hospitalarias y sus sistemas sanitarios en general sufran de enormes carencias y tengan una capacidad de acción muy limitada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.