Pide el Presidente calma ante muertes por COVID-19

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió el jueves a la población mantener la calma, horas antes de que las autoridades sanitarias anunciaran 12 mil 545 nuevas muertes por COVID-19, una cifra que supera en más del doble la anterior reportada para un periodo de 24 horas.

La razón del repentino incremento de decesos se debió a varios factores, entre ellos la confirmación e inclusión de fallecimientos ocurridos en los últimos 25 días, de acuerdo con funcionarios de salud. Pero el país también vive el momento más crítico de la epidemia, con un drástico aumento en el número de de contagios confirmados o sospechosos.

“Que no haya psicosis, que no haya miedo, que no haya temor, que no hagamos caso al amarillismo”, exhortó López Obrador el jueves desde el estado sureño de Chiapas.

Que no haya psicosis, que no haya miedo, que no haya temor, que no hagamos caso al amarillismo”
ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, PRESIDENTE DE MÉXICO
El país se encuentra en la primera semana posterior a que se declarara el fin de la fase de distanciamiento social impuesta por el gobierno federal, al tiempo que el presidente continúa con una gira de una semana en la que intenta reactivar la economía del país. López Obrador dijo que recomendaría medidas más severas en caso de que se registre un aumento en el número de contagios.

El número de casos nuevos confirmados por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, llegó a 4,442 nuevos casos positivos, lo que incrementó el total de contagios en el país a 101 mil 238 y más de 12 mil 545 muertes. Ambas cantidades son consideradas inferiores a las reales dado el bajo índice de pruebas para COVID-19 que se realizan en México.

En general, el país ha registrado una cifra de muertos diaria de 300 a 400, luego de un máximo previo para un día de 501 decesos reportado el 26 de mayo. La Secretaría de Salud no ha respondido de momento a una petición de más información hecha el jueves.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte. (Con información de AP)

Leave a Reply

Your email address will not be published.