El escenario crítico del teatro

Juan Carlos Talevera

eatreros, productores y directores escénicos lanzaron un llamado a las autoridades culturales para que se autorice la condonación de impuestos a cientos de foros independientes en todo el país, la creación de líneas de crédito de entre 200 mil y cuatro millones de pesos con una tasa de interés baja; la ampliación del fondo Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Teatral Nacional (Efiartes) hasta 300 millones de pesos, la creación de un Efiartes para espacios culturales independientes; así como la creación de un banco de boletos, la entrega del 100 por ciento de la taquilla a las compañías y la promulgación de la Ley de Espacios Culturales Independientes.

Así lo expresaron ayer en una videoconferencia de prensa en donde dieron a conocer las 25 medidas para atender el impacto de la crisis del COVID-19 en el sector de las artes escénicas, organizada en torno al Colegio de Productores de Teatro (CPT) y la Red de Espacios Culturales Independientes Organizados (Recio), donde participan figuras como Jimena Saltiel, Samuel Sosa, Enrique Singer, María Morett, Eloy Hernández y Miguel Sabido, entre otros, quienes hicieron un llamado para atender las condiciones críticas de la escena en México.

La propuesta, explicaron, ya fue remitida a la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, al secretario de Cultura local Alfonso Suárez del Real, al diputado Sergio Mayer, a la subsecretaria Marina Núñez Bespalova, a la titular del INBA Lucina Jiménez y representantes de la Secretaría de Hacienda (SHCP), a 40 días de que iniciaran las medidas de distanciamiento social.

A través de una videoconferencia, los voceros que representan a más de 60 productores y compañías escénicas, insistieron que este plan pretende mitigar el impacto económico en la cultura, la economía y la sociedad teatral, para lo cual insistieron en la condonación del Impuesto Sobre Espectáculos Públicos (ISEP), la suspensión temporal de los cortes de energía eléctrica a los teatros y centros culturales hasta por 12 meses, a partir de que reinicie actividad el sector.

También solicitaron que se garantice la apertura de un periodo extemporáneo Efiartes 2020, dado que este año muchos creadores no lograron postular sus propuestas por el aislamiento; garantizar la apertura de dos periodos ordinarios de convocatoria Efiartes en 2021 e incrementar el límite máximo para contribuyentes aportantes a 10 millones de pesos o el 10 por ciento de su ISR anual, garantizando que los grandes contribuyentes puedan apoyar proyectos de distintas disciplinas.

Los voceros comentaron que ya están en pláticas con autoridades y que hasta el momento han sostenido cuatro reuniones virtuales, los días 6, 13, 14 y 16 de abril, con representantes de las secretarías de Cultura local y federal, el INBA y de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

Y advirtieron que, en caso de que no se concrete la mayor parte de estos puntos, el panorama para el mundo escénico será crítico y desembocará en el cierre de espacios, despido de actores y una reducción significativa en la oferta cultural.

Creemos que todos estos puntos son importantes para el momento. Sin embargo, consideramos que algunos podrían aplicarse antes, en la medida que logremos acordar con las instituciones de gobierno”, aseguró Itari Marta, lo que pondría en riesgo a teatros, compañías, casas productoras, talleres de vestuario y de construcción de escenografía y escuelas en las entidades que están en riesgo de no volver a ver la luz cuando la contingencia se disperse.

NO AL FOBAPROA TEATRAL

Por su parte, Samuel Sosa, director de Petit Comité Teatro, comentó que estas medidas “pueden ayudar a mitigar el impacto que ha propiciado la suspensión de actividades en el sector”. “Hoy sabemos que los tiempos para el regreso a actividades son todavía inciertos y que seremos uno de los últimos sectores en retomar su cauce natural. Y hoy sabemos que el golpe económico será duro e inesquivable”, dijo.

Aseveró que estas medidas “son empáticas y solidarias con la realidad nacional y de ninguna forma estamos pidiendo atención prioritaria por encima de otros sectores que también entrarán en crisis, dado que la salud es la prioridad en este momento. Sabemos que la economía estará paralizada un buen tiempo y no buscamos una especie de Fobaproa teatral”.

Pero las medidas que planteamos son reactivas, porque a través de reformas estructurales nos pueden permitir, como sector, afrontar la situación por venir. Creemos que la creatividad de los artistas y los teatristas no está en riesgo; el arte es poderoso y en toda crisis el arte y la cultura florecen, (pero) es la endeble infraestructura de las artes escénicas que nos ha tomado tantos años construir, sostener y apuntalar con pinzas, la que está en riesgo”, abundó.

Los voceros también reconocieron que no existe una cifra definitiva de las afectaciones al sector, aunque por ahora calculan pérdidas por 10 millones de pesos al mes, con base en un muestreo que han realizado, aunque insistieron en que las afectaciones podrían ser mayores.

Por último, ambas compañías invitaron a todas las organizaciones de la sociedad civil pertenecientes a cualquier disciplina artística a sumarse a estas propuestas.

Excélsior consultó con fuentes de la SC para saber el estado de dicha propuesta y al cierre de esta edición se informó que hasta el momento no existe algún acuerdo en relación con alguno de los 25 puntos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.