AMLO llama a la unidad para enfrentar la corrupción

Ante un público dividido por la presencia del gobernador del estado, Omar Fayad, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la unidad, horas después de que un grupo de personas pretendió ingresar a empujones a la zona destinada para los beneficiarios de los programas sociales. Aquí hemos hecho el compromiso de atender, de escuchar, de respetar a todos, para darle preferencia a la gente humilde. Por el bien de todos, primero los pobres, dijo el mandatario federal.

Luego de dejar este lugar para dirigirse a Aquismón, San Luis Potosí, como parte de una intensa gira de trabajo por la Huasteca, una camioneta de la caravana que acompaña a López Obrador sufrió un accidente vehicular cuando en una cerrada curva la caja de un tráiler le tiró el espejo lateral.

En breve entrevista, el Presidente aclaró que sólo se trató de un raspón en la camioneta de su equipo –de ayudantía–, la cual iba adelante de él, y aseguró que no viajaba en la Suburban accidentada.

La camioneta que transportaba a los reporteros que cubren las actividades del mandatario se detuvo cerca de donde ocurrió el percance. Cuatro integrantes del equipo de seguridad de López Obrador y dos policías federales no quisieron hablar del accidente, a pesar de que en el piso se encontraban las piezas rotas de un espejo lateral y daños a la barra metálica de contención supuestamente causados por el tráiler que golpeó el vehículo.

Horas después, la Oficina de Comunicación Social envió una tarjeta informativa por Whatsapp en la cual reportó que sin daños mayores “se registró un accidente –entre Huejutla y Tamazunchale– en la caravana del presidente López Obrador hacia San Luis Potosí. La caja de un tráiler rompió el vidrio lateral de uno de los vehículos de avanzada. No hubo personas heridas ni daños de importancia”.

Cornetas y matracas

El mandatario habló momentos antes frente a una abarrotada Plaza de la Revolución Mexicana, donde personas vestidas de blanco con tambores, cornetas y matracas se dedicaron a vitorear al gobernador Fayad y a opacar a quienes protestaron en su contra, ya sea con silbidos, rechiflas y/o abucheos. Eso no bastó para que personas, tanto de forma individual como en grupo, le gritaran fuera, fuera o hicieran señas de rechazo.

En su turno, López Obrador dijo que para cumplir la misión de atender primero a los pobres y lograr la transformación del país “no debe haber diferencias partidistas; como lo dijo el gobernador Fayad –previamente– tenemos que unirnos todos, todos juntos. Los partidos entran en acción fundamentalmente cuanto hay elecciones, pero cuando ya está el gobierno legítimamente, democráticamente constituido, ya el gobierno es de todos, para todos y con todos.

Por eso este llamado a la unidad. Tenemos que enfrentar al verdadero adversario, al verdadero enemigo: la corrupción, y alguien gritó ¡y al PRI!

El Presidente sostuvo que el combate a la corrupción debe hacerse entre todos, ya que por ese flagelo nuestro país no progresa y nuestro pueblo está en la pobreza.

También dijo que se acabó el político prepotente que es fantoche, rodeado de lambiscones y guardaespaldas. Recordó que ya no existe el Estado Mayor Presidencial.

Organizadores confirmaron que un grupo de personas intentó por la mañana ingresar con violencia cerca del templete. Algunos integrantes de Morena plantearon incluso que habrían sido enviados para abuchear en este acto público celebrado en el corazón de la Huasteca. La asamblea transcurrió sin más complicaciones y tanto en ese lugar como más tarde en Aquismón, López Obrador resaltó que ya no lo cuida el Estado Mayor Presidencial, sino la gente.

Si a Trump le gusta el avión se lo vendemos

También recordó que ya se acabaron los lujos y que el avión presidencial está en venta en California, Estados Unidos. A ver si le gusta, le echa un ojito el presidente Donald Trump y se lo vendemos.

En Aquismón, el titular del Ejecutivo federal presentó el programa de universidades Benito Juárez.

Leave a Reply

Your email address will not be published.