Meade, cobijado por priistas en Edomex

El candidato del PRI, José Antonio Meade, instó a defender al país de los ataques del exterior

Cobijado por la estructura priísta y Alfredo del Mazo, gobernador del estado de México, José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, prometió servicio médico, enfermeras y medicinas a domicilio para quienes no puedan acudir al hospital. También ofreció estar al cien en hospitales, aplicar una inversión en el sector de 30 mil millones de pesos e incluso permitir que la gente elija en qué clínica quiere atenderse.

En cuanto al tema de la seguridad, lamentó la muerte de integrantes de una familia en Tamaulipas, atrapados en el fuego cruzado entre elementos de la Secretaría de Marina y delincuentes, e insistió en la necesidad de fijar las reglas, de común acuerdo, sobre la actuación de los militares en tareas de seguridad pública. En principio planteó que la movilización parta de un diagnóstico y, en su caso, se invite a las tropas a participar.

En el cierre de la primera de 12 semanas de campaña en pos de la Presidencia de la República, Meade abrió el sábado en el estado de México, donde protagonizó dos actos en explanadas municipales ante varios miles de personas movilizadas por la estructura tricolor.

Primero llegó a Tecámac, donde ya lo esperaban los priístas aleccionados para las porras, siempre animadas con batucadas, matracas y confeti.

En ocasión del Día Internacional de la Salud, pidió a la gente tomar precauciones en la elección del primero de julio, para luego no lamentar el resultado.

En la cascada de promesas de campaña se enfocó al estado: aseveró que abatirá la pobreza extrema en esta entidad, donde cada año nacen 20 mil bebés en condiciones de pobreza extrema.

También propuso mejorar la conectividad: dos nuevos trenes suburbanos, autopistas y un segundo piso del Periférico Oriente hasta el aeropuerto, ¡porque vamos a tener aeropuerto”, advirtió al enumerar compromisos, algunos de los cuales ya operan en Ciudad de México desde la gestión de su contendiente presidencial Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

Luego se trasladó a Ecatepec, uno de los municipios más poblados y violentos del país, donde en la más reciente contienda ganó Morena.

El dirigente del PRI en el estado de México, Ernesto Nemer, fue el primer orador: advirtió a la gente que la del primero de julio será la elección del orgullo priísta; luego mencionó programas locales, como el salario rosa, el cual muchas mujeres lo reciben, así como Avanzar Contigo, lema de la propuesta de Meade.

Al preguntarle en torno a la declaración de López Obrador en el sentido que sólo un hecho grave le impediría llegar a la Presidencia de la República, Meade respondió que lo grave son las propuestas del tabasqueño, y que el contraste de las mismas le permitirá ganar.

A la gira sabatina por el estado de México no asistió Eruviel Avila, ex gobernador de esta entidad y vicecoordinador general de la campaña.

La razón, según integrantes del equipo de candidato, era darle su lugar al anfitrión, el gobernador Del Mazo Maza, amigo de Meade desde que ambos cursaron la primaria en el Colegio Olinca.

Después de los actos en Tecámac y Ecatepec estaba prevista en agenda privada una comida con el obispo de Ecatepec.

En cuanto a la crisis con Estados Unidos, el candidato del PRI instó a defender al país de los ataques del exterior.

Todos los que aquí estamos, por México damos la vida, arengó desde Ecatepec.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.