Sí aumentó violencia doméstica, según cifras oficiales

El número de investigaciones por violencia familiar entre el primer cuatrimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020 aumentó en un 10 por ciento, con base en los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de (SESNSP). El número de investigaciones por este delito pasó de 62 mil 225 a 68 mil 468.

El 20 de mayo, el presidente mencionó que no había un incremento en la violencia familiar durante el periodo de confinamiento por el Covid 19, porque “hubo un reencuentro familiar”. Dicha afirmación, además de carecer de sustento, es contraria a las cifras oficiales, señaló Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La violencia familiar aumentó en 24 entidades federativas. En algunas, el incremento es alarmante. Resalta el caso de la Ciudad de México y del Estado de México, donde se registraron mil 385 investigaciones más por agresiones domésticas en cada entidad.

La tendencia al alza de la violencia familiar comenzó desde diciembre de 2018, al inicio de la actual administración federal. En diciembre de 2018, se reportó el menor número de investigaciones por agresiones domésticas (12 mil 174) y, en marzo de 2020, cuando ya se aplicaban las medidas de confinamiento en la mayor parte del país, el mayor número (20 mil 232). Como en todos los delitos, hay un sub-registro de la violencia familiar, y éste posiblemente ha aumentado en el periodo de confinamiento por el Covid 19, porque las victimas están encerradas con sus victimarios.

A mayor abundamiento, el sub-registro de la violencia familiar es tan grande que, en algunos estados, no se registra la violencia familiar, como en Tlaxcala, que, durante los primeros cuatro meses de este año, sólo ha informado de cinco investigaciones por violencia doméstica y, en particular, no informó de ninguna en enero, marzo y abril. Además, el Secretariado sólo muestra el número de investigaciones y no el total de víctimas de cada caso.

La afirmación del Presidente es falsa e irresponsable, y contribuye a que otras autoridades encargadas de la seguridad y justicia nieguen este problema, que no atiendan las denuncias o solicitudes al respecto, y/o que re-victimicen a las víctimas. También, el hecho de que el presidente niegue la violencia doméstica contribuye a que las víctimas no reconozcan este problema y a que, en caso de reconocerlo, desconfíen de las autoridades y no lo denuncien. En cualquier caso, se perpetúa y agrava el círculo de violencia.

Por ello, urge que el presidente se retracte de estos señalamientos y que gire instrucciones para atender el problema de seguridad, tanto en las fases preventivas como de reacción y en todos los tramos de atención de la autoridad, en particular, durante el periodo de confinamiento por el Covid 19, señaló la organización.

Leave a Reply

Your email address will not be published.