La UNAM incluye la violencia de género como causa “grave de responsabilidad” para todos sus miembros

En sesión extraordinaria, y por unanimidad el pleno del Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó reformar la legislación universitaria para establecer que la violencia de género sea considerada causa “especialmente grave de responsabilidad”.

También se avaló hacer modificaciones para garantizar que exista paridad de género en la integración del Tribunal Universitario.

En su primera sesión del año, el máximo órgano colegiado de la UNAM modificó los artículos 95 y 99 de su Estatuto General, para incluir la violencia de género como causa especialmente grave de responsabilidad, aplicable a todos los miembros de la Máxima Casa de Estudios en México.

Además, el Consejo Universitario acordó adicionar la fracción VII al Artículo 95 del Estatuto, referente a las causas especialmente graves de responsabilidad, para quedar como sigue:

VII.- La comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria.

Sobre el Artículo 99 del mismo ordenamiento, se amplió de uno a tres los vocales permanentes que integran el Tribunal Universitario, el cual quedaría de la siguiente manera:

El investigador o investigadora de mayor antigüedad del Consejo Interno del Instituto de Investigaciones Jurídicas; una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán designado por el Consejo Técnico correspondiente y una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, designado por el Consejo Técnico correspondiente. En congruencia con esa reforma al Artículo 99, el Consejo Universitario conocerá la propuesta de modificación a la fracción II del Artículo 3° del Reglamento del Tribunal Universitario y de la Comisión de Honor para armonizar el enfoque de paridad.

También se planteará la propuesta de una nueva redacción a la totalidad del Artículo 9 del mismo Reglamento, relativo a los medios de notificación del inicio del procedimiento a la persona remitida.

Esta reforma, expuso la UNAM, considerada en el dictamen de la Comisión de Legislación Universitaria, es la primera de una serie de modificaciones que se plantearán al Consejo Universitario, con el propósito de ir adecuando la legislación de la Máxima Casa de Estudios a los requerimientos para erradicar la violencia de género en la institución.

LA REUNIÓN DEL CONSEJO

Ayer, la UNAM informó que legisladores del Consejo Universitario discutirán este miércoles las modificaciones planteadas al Estatuto General, a fin de establecer nuevas sanciones por la violencia de género.

Como respuesta a las demandas de universitarias y con el objetivo de resolver los paros de actividades en algunos de sus planteles, la máxima casa de estudios señaló mediante un comunicado que el Consejo Universitario analizará las reformas a los artículos 95 y 99 de su Estatuto General, para incluir la violencia de género como causa especialmente grave de responsabilidad, aplicable a todos los miembros de la Universidad.

“La comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria”, es la redacción que el Consejo Universitario someterá a votación para adicionar una fracción VII al artículo 95.

De acuerdo con el dictamen para reformar la legislación universitaria que la UNAM publicó este martes en su portal, las sanciones para alumnos contemplan la negación de créditos o cancelación de los concedidos respecto al pago de cuotas, suspensión hasta por un año en sus derechos escolares y la expulsión definitiva.

Respecto al personal académico o administrativo, ellos podrían recibir un extrañamiento escrito, ser suspendidos y hasta destituidos de la facultad o plantel en el que laboren.

Sobre el artículo 99 del Estatuto General, se propone ampliar de uno a tres, los vocales permanentes que integrarán el Tribunal Universitario para garantizar que exista paridad de género.

En este sentido, el Tribunal quedaría integrado por un investigador o investigadora de mayor antigüedad del Consejo Interno del Instituto de Investigaciones Jurídicas, y dos profesoras o profesores de las facultades de Acatlán y Aragón designados por el Consejo Técnico correspondiente.

La UNAM recordó que la propuesta de reforma al Estatuto General, considerada en el dictamen de la Comisión de Legislación Universitaria, es la primera de una serie de modificaciones que se plantearán al Consejo Universitario, con el propósito de ir adecuando la legislación a las acciones para erradicar la violencia de género en la institución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.