En 13 años Evo redujo la pobreza de 60 a 34%

Entre 2001 y 2005, Bolivia tuvo cinco presidentes. En contraste, los 13 años de Juan Evo Morales Ayma como mandatario resultan un verdadero hito.

Morales nació el 26 de octubre de 1959 en el seno de una familia humilde de Orinoca, Oruro, pueblo cercano a los fríos valles del occidente de Bolivia.

“A los 15 años, frustrado por no haber podido hablar con el presidente de la época en una visita escolar, prometió a sus amigos que algún día sería presidente. En 1995, cuando ya se había formado como líder cocalero de los aymaras, le respondió un insulto a un oficial en la cárcel de Copacabana con esta frase: Este indio de mierda va a ser tu presidente. La prisión fue su centro de pensamiento por cuenta de su sindicalismo agrícola en favor de los campesinos que cultivaban coca, publicó la página de Internet France 24.

En 1997, cuando su gremio se unió al partido Movimiento al Socialismo (MAS), Morales fue propuesto como diputado hasta que en 2005 y con 54 por ciento de los votos ganó la presidencia.

Tomó posesión el 22 de enero de 2006 en Bolivia, el país más pobre de Sudamérica. Asumió el cargo con la promesa de emprender la refundación indígena de su patria y de batallar por la identidad y los intereses de los aymaras al punto que en todo el territorio se popularizó la consigna Somos presidentes.

Durante su primer año de gobierno nacionalizó los hidrocarburos, redistribuyó los ingresos procedentes de la explotación del gas natural e implementó políticas sociales.

Según el diario brasileño Folha de Sao Paulo, la férrea política económica le valió al país cocalero un crecimiento del PIB de una media de 4.9 por ciento de 2006 al año pasado según el Fondo Monetario Internacional, lo que en sus primeros años fue bautizado como el milagro económico boliviano y que pocos países en el mundo ostentan en el mismo periodo.

En 13 años el gobierno boliviano consiguió reducir la pobreza casi a la mitad, al pasar de 60 a 34 por ciento, según el cálculo del Banco Mundial. Otra medida sorpresiva al principio de su mandato fue la expulsión de empresas extranjeras que actuaron para corromper al Estado.

En 2008, Morales expulsó a la oficina para el control antidrogas de Estados Unidos (DEA), y reveló que ésta financió las tomas de los aeropuertos, promovida por comités cívicos de las localidades de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, cuando instaban a un golpe en su contra y emprendió por su cuenta el combate a la cocaína. Ese año, la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoce a Bolivia como país libre de analfabetismo.

En 2009, Evo promulgó una nueva Constitución que trajo autonomía para 36 pueblos indígenas que por primera vez tuvieron representación y que garantizó derechos a poblaciones minoritarias y marginadas en ese país de 11 millones de habitantes.

En su carta de renuncia, Morales reconoció entre sus logros la nacionalización, la industrialización, las empresas públicas, el avance del derecho de las mujeres, las políticas sociales, la redistribución de la riqueza y los símbolos patrios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.