Emotivo homenaje a José José en Miami

José José será cremado y la mitad de sus cenizas llegarán a México para un homenaje en el Palacio de Bellas Artes y la Basílica de Guadalupe, y la otra parte de sus restos se quedarán en Miami. Así lo confirmó Sara Sosa, la hija menor del cantante, que murió el 28 de septiembre en Florida, a los 71 años, y de la cubana Sara Salazar.

La joven de 24 años confirmó tal acuerdo entre ella y sus medios hermanos, los hijos mayores de El Príncipe de la Canción, José Joel y Marysol Sosa, al final del homenaje que el intérprete recibió ayer en Miami.

“Es una decisión que mi papá tomó tiempo atrás y mi mamá también. Mi papá originalmente lo que quería era cremarse (sic) y que una mitad de su corazón estuviera en México y una mitad en Miami. Que la mitad que estuviera en México represente donde él nació, donde él creció, donde México lo vio florecer, y la otra mitad en Miami, la ciudad que lo aceptó, lo ayudó a renacer, a salir de las adicciones, donde conoció a mi mamá.

“Habrá un homenaje muy grande allá en (el Palacio de) Bellas Artes y en la Basílica de Guadalupe, él va a ir, pero va a ir la mitad de él. Primero se va a cremar y después irá a México. Fue un acuerdo entre los hermanos, entre todos, respetar las decisiones de mi papá”, reveló Sara Sosa a Univisión, en entrevista con la reportera María Antonieta Collins. “(Ojalá) México pueda aceptar eso… por favor, hónrenlo como él se lo merece”.

Horas después, Univisión dio a conocer que el equipo legal de José Joel habría detenido la cremación, programada para hoy, pues habría interpuesto un recurso llamado “medida precautoria de no incineración”.

Jonathan Chait Auerbach, cónsul general de México en Miami, confirmó la información.

“Más que como mediador, hemos estado apoyando a la familia y ha habido mucha gente involucrada apoyando. Ya escucharon la decisión por parte también de Sara, y qué bueno, Han decidido entre ellos que finalmente se cremará y que se dividirán las cenizas. Todo lo que se ha hecho es dependiendo de lo que ellos han decidido.

“El proceso (para repatriar las cenizas a México) es sencillo, en lo que nos corresponde a nosotros, una vez que tenemos los documentos, se levanta el acta de defunción. Si son cenizas es más sencillo”, acotó.

De acuerdo con el empresario Jaime Camil Garza, amigo del cantante, se espera que las cenizas lleguen a la Ciudad de México entre martes y miércoles, según una entrevista que dio al programa Ventaneando.

La exesposa de José José, Anel Noreña, madre de José Joel y Marysol Sosa, señaló a diferentes medios de comunicación, entre ellos al programa De primera mano, de Imagen Televisión, que José José tenía la idea de que sus restos descansaran junto a su madre, la soprano Margarita Ortiz Pensado y su abuela Carmen Ortiz, quienes reposan en el Panteón Francés de la Ciudad de México.

Tributo de fans y familia

José José recibió ayer su primer homenaje, que fue privado, en el Miami-Dade County Auditorium, en Florida. El cuerpo de El Príncipe de la Canción, enfundado en un ataúd dorado llegó, en un coche fúnebre al recinto, proveniente desde la funeraria Caballero Rivero Little Havana, en Miami, a las 11:05 hora de México y fue recibido entre aplausos con el tema Ya lo pasado, pasado, interpretado por el Mariachi México Internacional.

Al costado derecho del cuerpo, viendo el escenario de frente, se encontraban sentadas Sara Salazar, la tercera y última esposa del cantante, acompañada por el periodista puertorriqueño Luis Ernesto Berríos, así como la hija menor del cantante, Sara Sosa, junto a su esposo Yimmy Ortiz.

La primera canción fue escuchada sin la presencia de los hijos mayores del intérprete de He renunciado a ti y La nave del olvido, José Joel y Marysol Sosa, acompañada por su esposo Xavier Orozco. Luego los tres arribaron del lado izquierdo del féretro, el opuesto a las dos Saras, y se mantuvieron de pie a lo largo de los alrededor de 60 minutos del homenaje.

A su lado se ubicaron también el mayor Carlos A. Giménez, alcalde del condado de Miami-Dade, y Jonathan Chait Auerbach, cónsul general de México en Miami.

Sara Salazar prefirió guardar silencio y vivió su duelo llorando frente a los asistentes, quienes no llenaron el aforo del auditorio de alrededor de tres mil personas.

De la familia, la primera en dar un mensaje fue Sara Sosa, que tuvo dudas para ir hacia el micrófono y después conmovida, casi sin poder hablar y sin quitarse las gafas oscuras, habló.

“Muchas gracias a todos desde el fondo de nuestro corazón, de toda la familia Sosa Ortiz… gracias… gracias”, dijo con la voz entrecortada y con una pausa por la emoción.

“Gracias por recordar a mi papá, por tenerlo en sus corazones, que nunca muera su música por favor, gracias por venir. Ustedes son nuestra familia, todo Miami. Gracias por recibir a mi papá hace más de 30 años y ayudarlo a salir adelante, ayudarlo a renacer. Gracias. Teníamos que hacer esto por ustedes. No somos nada sin Miami, México y sin el mundo entero. ¡Qué viva El Príncipe!”, aseveró Sara Sosa.

Marysol Sosa afirmó que la despedida de su padre no fue la más adecuada, pero agradeció el amor que le dio.

“Gracias por estar aquí. Dice la palabra de Dios en el Salmo 23:3 ‘confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre’. Yo tuve un muy hermoso papá, que el tiempo que yo estuve con él, me dio lo mejor de él. Tuve la dicha de despedirme de él. No fue de la manera más adecuada, definitivamente, pero le agradezco para siempre su herencia para nosotros, el amor que depositó en nosotros, sus hijos, para nosotros podérselo seguir brindando a todos ustedes, a todo éste, su continente.

“Te amo, te lo vuelvo a agradecer y agradezco mucho a Dios el templo que te prestó todos estos años papá. Y que en el nombre de Jesús se haga la voluntad de Dios, pues ésa es perfecta”, finalizó Marysol, al borde del llanto, pero viendo a los seguidores de su padre de frente y con serenidad.

José Joel fue el último en hablar. Lo hizo como el único hijo varón del cantante y asumiendo tal responsabilidad ante su público.

“Gracias por estar con nosotros. Es pues la fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. En esa fe yo agradezco a Dios el saber que mi padre hoy descansa. En esa fe agradezco a Cristo Jesús el saber que algún día lo volveré a ver para abrazarle, besarle y agradecerle todo lo que fue en mi vida. A través de esa fe le doy gracias a la vida por haberme permitido compartir todo lo que pude con mi papá, porque sí esta semana, créanme, ya retumbaba en mi corazón, ser el hijo de José José.

“Tengo a mis hermanas, Marysol, Sarita, pero por mandato divino al día de hoy, sigo siendo el único hijo de José José y esa responsabilidad la comparto con todos ustedes, porque así me enseñó mi padre, mi madre, porque así crecí. Ustedes son parte de nuestra familia. Ustedes son mis tíos, tías, primos; ustedes son por lo cual estamos aquí en este momento y de verdad les agradezco muchísimo a todos, pero por supuesto a Dios, a Cristo, a la vida, por permitirme gozar de este ser humano tan maravilloso, de este amigo inigualable, este confidente excelente; de un artista maravilloso, pero por sobre todas las cosas, de un padre excepcional.

“Gracias, cónsul; gracias, México; gracias, Miami; gracias, al mundo entero. Gracias por tanto y tanto amor. Que Dios los bendiga mucho familia, gracias por estar aquí con nosotros, buena tarde”.

EL ADIÓS A UN VERDADERO ARTISTA
Jonathan Chait Auerbach, cónsul general de México en Miami —quien logró que los hijos del cantante llegaran a un acuerdo— se manifestó en representación del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, del gobierno y del pueblo de México ante tal tributo.

“Quiero dar mi más sentido pésame a la señora Sara Salazar y también a José Joel, Marysol y Sara Sosa, por el fallecimiento del señor José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido y ahora por siempre recordado como José José, El Príncipe de la Canción. Han sido días muy difíciles para la familia, los amigos y los admiradores de José José. Con su partida, México, la música hispana y el mundo han perdido a un gran intérprete que marcó e inspiró a varias generaciones por su talento y carisma interpretativo.

“Las canciones de José José influyeron en el ámbito musical a nivel internacional. Con ellas y su voz, nos enamoramos, nos encontramos como humanos y coreamos en todos los rincones del mundo sobre el valor de la vida y, más importante, nos hizo entender que el amor es el lenguaje universal”, expresó Chait Auerbach.

El cónsul refirió que el intérprete, a pesar de su reconocimiento en los escenarios más destacados del mundo siempre tuvo presente su barrio, Clavería, su país, México, y su gente.

“Su honestidad y vulnerabilidad nos enseñó lo que es un verdadero artista. Al lado del cantante, coexistió siempre el ser humano, generoso, sensible y entregado a sus seguidores. Por ello es y seguirá siendo un hombre muy querido y recordado”, dijo.

Detalló que en Miami también hay una comunidad que lo admira y a la que le duele su partida.

“José José se cruzó por nuestro camino y a varias generaciones, mil emociones nos hizo descubrir, por eso, más que un adiós hoy decimos hasta siempre a El Príncipe de la Canción”, afirmó.

Carlos A. Giménez, alcalde del condado de Miami-Dade, señaló que estaban para despedir a José Rómulo Sosa Ortiz y celebrar su vida.

“Nació en México, pero tuvimos la suerte de tener a José José aquí viviendo en nuestro condado. Fue una estrella internacional de canto y de cine, y su amor por la música romántica lo llevó a vender 100 millones de discos. Sin embargo, nunca dejó que la fama lo cambiara. Hasta el final fue un hombre humilde y cariñoso. José José se convirtió en uno de los cantantes latinoamericanos más exitosos en la historia. Se nos fue muy pronto.

“Hoy vamos a celebrar su vida, su talento y su amor por la música y su familia. Mi más sentido pésame a su esposa Sara, a sus hijos y a toda la familia de este gran hombre, esposo, padre y artista internacional. Que Dios lo tenga en la gloria. Hemos ofrecido este auditorio para que nuestro pueblo que tanto lo admira, pueda darle este tributo antes de que regrese a su tierra, México. Que Dios bendiga a José José, a todos aquí y en México, y a nuestro condado Miami-Dade. Muchas gracias”, dijo Giménez.

El mariachi tocó Las golondrinas en signo de despedida. Ambas Saras la escucharon sentadas y los hijos mayores, de pie. Después sonó El triste, Amor eterno, de Juan Gabriel, y Almohada.

Tras esta ceremonia privada, la gente aplaudió y se formó para, ordenadamente, pasar en fila frente al cuerpo de José José y así darle el último adiós, además de abrazar a sus hijos mayores, que se quedaron alrededor de una hora para recibir las muestras de cariño, junto a su representante Laura Núñez; Sara Sosa permaneció el mayor tiempo en el lugar, tomándose selfis con ellos a un costado del féretro.

ENTRE DESACUERDO E INCERTIDUMBRE
Al parecer José Joel y Marysol Sosa, hijos mayores de José José, interpusieron un recurso legal a través de sus abogados para que la incineración del cuerpo de José José sea suspendida de manera indefinida.

Tras el homenaje a su padre ayer, el primogénito del intérprete señaló a los medios de comunicación que no están de acuerdo con la cremación, aunque de tal recurso legal, no hablaron.

“Desgraciadamente porque a la señora no hubo para donde moverla y siendo la esposa de mi papá, se iba a cremar.

“Después de la cremación se iban a dividir las cenizas para México y a Miami. No estamos de acuerdo, pero es a lo que se tuvo que llegar para ya poder mover el cuerpo de mi padre, porque lleva una semana. Lo aceptamos a regañadientes. Vamos a cuentagotas”, expresó José Joel.

Marysol Sosa señaló que lo aceptaron por el respeto a su padre.

“No es definitivamente lo que deseábamos nosotros. Sin embargo, gracias a Dios llegamos a lo que llegamos y prontamente nos llevamos la mejor parte de nuestro Príncipe a su tierra”, afirmó Marysol Sosa.

Del recurso legal, José Joel señaló que no lo tenían claro.

“Permítanos llegar, platicar, aterrizarlo. Lo que podemos decir es que, en efecto, no estamos de acuerdo, no es lo que queremos, pero si se tiene que hacer así para ya poderle dar movimiento, así lo haremos. Pero si surgieron buenas nuevas en estas dos o tres horas que estuvimos en el homenaje atendiendo a la gente, permítanos, si hay nuevos detalles, les avisamos mañana. Tenemos que reorganizar”, retomó José Joel.

Hasta el cierre de esta edición, era incierto por cuánto tiempo estaba en pausa el proceso de incineración por la petición de autopsia y del cuerpo completo que sus hijos mayores reclamaron desde su llegada a Miami.

Leave a Reply

Your email address will not be published.