Alistan una “gran cruzada”; crean Secretaría de Cultura de BC

Llegó el momento de los artistas bajacalifornianos”, afirma el promotor cultural Pedro Ochoa Palacio. “Ya es tiempo que la obra de la mayoría de los creadores de esta entidad sea conocida a profundidad, primero, por los habitantes del estado y, después, a nivel regional, nacional e internacional”.

Por esta razón, detalla en entrevista con Excélsior, la promoción y la difusión del trabajo de los escritores, artistas visuales, músicos, bailarines y actores de los municipios de Mexicali, Tijuana, Ensenada, Tecate y Rosarito serán la tarea principal, “la número uno”, de la Secretaría de Cultura de Baja California que creará la administración del gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, que comienza el 1 de noviembre.

Ochoa Palacio, designado como titular de la nueva dependencia el pasado 3 de junio, comenta que el próximo mandatario estatal le pidió elaborar un plan de trabajo para cinco años, en los que se emprenderá “una gran cruzada cultural permanente” que se desarrollará con el apoyo del Sistema Educativo Estatal.

Indica que la nueva secretaría —que tiene como antecedentes la Dirección de Asuntos Culturales (1977) y el actual Instituto de Cultura de Baja California (creado en 1989), al que sustituirá— se guiará por cuatro ejes fundamentales: Patrimonio cultural, Difusión cultural, Educación artística y Fomento a la lectura.

“Baja California es tan propositivo en términos culturales que debemos encauzar toda esa creatividad, potencializar ese trabajo, pues hay un enorme talento. Por ejemplo, es el único estado del país que tiene un Centro de las Artes en cada municipio, pero la programación y el contenido de sus actividades no ha sido la óptima. Hay mucho qué hacer”, señala.

Quien estudió en la Facultad de Derecho de la UNAM, El Colegio de la Frontera Norte y el Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores destaca que Bonilla Valdez recibió a un grupo representativo de la comunidad cultural bajacaliforniana y se comprometió a apoyar este sector, a otorgarle un lugar destacado en su agenda.

“Les pidió que presentaran proyectos para perfilar la secretaría de la mejor manera. Es un momento interesante, pues los creadores, intelectuales e investigadores tienen la oportunidad de participar en el diseño de la dependencia”, agrega.

Cuenta que, en los últimos meses, él ha charlado con artistas de los cinco municipios para conocer sus necesidades y escuchar aquellas propuestas que puedan integrarse al plan de trabajo de la nueva administración.

“Estamos avanzando en dos vías paralelas y de manera simultánea: el proceso de transformación del Instituto de Cultura estatal en secretaría, definiendo las obligaciones de ésta y viendo hasta dónde llegan sus opciones; y en la elaboración de la programación cultural propiamente dicha”, añade.

Quien ha dirigido el Centro Cultural Tijuana en dos ocasiones, de 1989 a 1994 y de 2013 a 2018, asegura que apenas están efectuando la entrega-recepción con los directivos del ICBC y que posteriormente, tras analizar la estructura administrativa, la forma en que opera y el personal del que dispone, se elaborará el presupuesto para la secretaría.

Historia y patrimonio

Pedro Ochoa admite que uno de los temas que le sigue preocupando es la identidad y el patrimonio, del que hace falta elaborar un inventario de edificios históricos, revisar las condiciones en que se encuentran y atender su restauración y mantenimiento; y planea realizar el mismo procedimiento con la infraestructura cultural existente.

“Baja California se ha formado con mexicanos de todo el país y la migración social, económica, educativa y cultural que ha recibido a lo largo de su historia ha sido positiva en todos sentidos. Los migrantes viajan con sus tradiciones, que reproducen, enriqueciendo, los esquemas en las nuevas geografías”, indica el promotor.

“¿Cómo defines Agua Caliente y el movimiento cultural que generó sin los migrantes españoles que trajo Lázaro Cárdenas? ¿Y la enorme presencia de maestros de Baja California Sur, que le dieron alma y contenido a las primarias y secundarias en Tijuana y Ensenada; la aparición de los altares de muertos, una tradición de Oaxaca y el Estado de México, en todas las instituciones culturales y educativas del estado y en los museos de San Diego?”, pregunta.

El exagregado cultural del Consulado General de México en San Diego, California, adelanta que, por este motivo, una de las primeras acciones de los primeros 90 días de gestión será organizar un congreso internacional de historia, que podría realizarse en enero de 2020.

“El primer gobernador del estado, Braulio Maldonado, para saber y conocer esta nueva sociedad que se integraba a la República, que dejaba de ser territorio, convocó al Primer Congreso Internacional de Historia y desde entonces no se ha hecho un encuentro parecido. La temática será regional, pero los especialistas vendrán de diversas latitudes”, narra Ochoa.

Además de este congreso, anuncia que llevará a cabo cien talleres artísticos en cien días, que acercarán a los creadores a las colonias más alejadas para fomentar el hábito de la lectura, y que abrirá una Plataforma Digital, como “el escaparate mayor” donde artistas de todas las disciplinas podrán exponer sus obras y proyectos.

“Seguiremos el modelo de Descarga Cultura UNAM. La idea es publicar los textos de los escritores, hacer galerías de cada uno de los artistas plásticos y dar a conocer la programación cultural. Será una página activa, dinámica, y se actualizará constantemente”, especifica.

Concluye que buscará “una relación positiva, constructiva e institucional” con la federación y con los consulados mexicanos de San Diego, Los Ángeles y San Francisco. “Es un reto maravilloso e interesante”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.