Cierran gasolineras en Tamaulipas; CDN lanza nueva amenaza

uncionarios de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) apoyados con el Ejército clausuraron 12 gasolineras que operan en Nuevo Laredo, Tamaulipas, al descubrir en una verificación la violación de diversas normas.

El operativo trajo consigo el pánico entre los consumidores, volcándose hacia los negocios abiertos para abastecerse ante la sospecha de que el hidrocarburo pudiera escasear.

En algunas expendedoras se pudo observar largas filas de automovilistas en la espera de poder cargar su tanque.

En un informe, la Profeco confirmó que nueve de los negocios sancionados hacían prácticas de discriminación en la venta de combustible, mientras que las otras tres estaban fuera de operación.

No pues llegan y abusivamente ponen sellos sin ningún protocolo y no te dicen porque, de hecho, la estación que nos habló nosotros ni si quiera le cargamos al Ejército ni tienen crédito con nosotros, ni el estado jamás fueron a solicitar un servicio y según esto están cerrando las que se negaron a dar el servicio”, dijo José Luis Palos, presidente de la Asociación de gasolineros de Nuevo Laredo.

El operativo de verificación se realizó por una queja que presentó el Gobierno de Tamaulipas en contra de las gasolinerías, señala el documento.

Pues ahorita los gasolineros, los propietarios de las gasolineras están muy molestos, no quieren contestar a parte que se está haciendo una psicosis, que van a cerrar todas y pues si es grave el problema porque de una manera arbitraria llegan y cierran una estación viene y crucifican al empresario al que trabaja más que ellos para darle trabajo a familias y están atentando contra eso precisamente», agregó el presidente.

La Profeco indicó a los negocios sancionados que para que puedan seguir operando deberán de atender a los procesos administrativos que se encuentran establecidos por la ley.

También aseguraron que por el momento no se tiene previsto a realizar más operativos e hicieron un llamado a los consumidores a no incurrir en compras de pánico, ya que de un total de 66 establecimientos hay 54 operando y abasteciendo con toda normalidad.

Algunas despachadoras que operan en la ciudad se vieron en una encrucijada, ya que aparentemente integrantes de la facción de Los Zetas conocido como el Cártel del Noreste amenazaron con hacerles daño si abastecían de gasolina a elementos militares y policías estatales que llegaron a la ciudad a combatir el crimen.

Hace unos días circuló en las redes sociales otra amenaza en la que advertían a tiendas a abstenerse a proveer de víveres a las fuerzas armadas y estatales.

El que avisa no es traidor, será castigado el que les venda desde un taco un hotdog, hasta el que les surta despensa. Háblese soriana heb o la argentina”, cita parte del mensaje.

Y agrega “el que sea sorprendido vendiendo comida a estos perros serán justiciados” atte CMDTE WERKO tropa del infierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published.