Usar policía en la marcha habría generado violencia: Sheinbaum

Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró hoy que de haber utilizado a policía durante la marcha del viernes se hubiera acrecentado la violencia. “Creo que si hubiéramos intervenido en ese momento, lo único que hubiéramos hecho es acrecentar la violencia en la ciudad”, dijo.

Y Jesús Orta, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina, informó que elementos de la dependencia a su cargo serán capacitados por colectivos de mujeres. ¿La finalidad?, sensibilizar a los agentes en la protección de los derechos de las mujeres.

El viernes, miles de mujeres marcharon en calles de la Ciudad de México para exigir justicia luego de que se dieran a conocer los casos de al menos dos jóvenes presuntamente violadas por policías de la Ciudad de México. Durante la manifestación ocurrieron afectaciones en la estación Insurgentes del Metrobús, además de que un periodista fue agredido.

“Debe haber un dialogo en que todas las mujeres sientan que la Jefa de Gobierno está ocupada y preocupada por hacer acciones efectivas que avancen en la erradicación de la violencia de género”, dijo la mandataria.

Durante la manifestación del viernes, hubo afectaciones en la estación Insurgentes del Metrobús. Foto: Cuartoscuro

“Creo que si hubiéramos intervenido en ese momento, lo único que hubiéramos hecho es acrecentar la violencia en la ciudad y todas, todos con distintas posiciones que tenemos estamos totalmente de acuerdo en que hay que abonar a que esta sea una ciudad que avance en la disminución de la violencia y hacia la paz”, declaró.

La mandataria capitalina también confirmó que ya se abrieron carpetas de investigación por las agresiones sufridas por periodistas durante la marcha, celebrada el viernes 16 de agosto.

“En particular, la Procuraduría está trabajando en el tema de la agresión a periodistas y en todos los otros casos no vamos a criminalizar la manifestación social, nos interesa avanzar en un clima de paz y justicia y en donde las mujeres se sientan seguras”, agregó.

Sobre la capacitación para policías de la Ciudad de México, Jesús Orta comentó lo siguiente: “estamos con estos colectivos, por ejemplo una línea de acción que ya se acordó en estos días es desarrollar contenidos de capacitación, y que mujeres de los propios activos participen como instructoras de nuestros policías, para mejorar su sensibilidad y su capacidad en el manejo hacia la mujer”.

Asimismo, el funcionario destacó que el gobierno de la CdMx estará trabajando en conjunto con la Comisión de Derechos Humanos local (CDHCdMx) y consejos ciudadano locales, quienes serán intermediarios entre las dependencias oficiales y las organizaciones de mujeres en la implementación de los grupos de capacitación.

“Con acciones que ya hemos venido trabajando desde inicio, otras que se han venido dando derivado de las peticiones que tiene la causa es que la policía garantice que sus elementos hagan un tratamiento adecuado en su accionar, en su actuación como uniformados y sin el uniforme, decir cuando están fuera de servicio, hacia la mujer en cuanto al respeto de los Derechos Humanos, en cuanto una actuación adecuada”, declaró Jesús Orta .

El pasado viernes 16 de agosto, miles de mujeres protestaron contra las violencia machista, y en especial por los casos de abusos sexuales que habrían cometido elementos de la policía capitalina. Armadas con brillantina rosa y morada, y con pañuelos verdes y mantas para repudiar la violencia en su contra. El contingente partió desde la Glorieta de Insurgentes, de ahí las personas participantes se dirigieron hacía el Paseo de la Reforma. La marcha avanzó por la calle Génova, y frente a las oficinas de la SSC, las manifestantes exigieron a las autoridades de la dependencia encargada de la seguridad en la Ciudad de México actuar para asegurar el derecho de todas las mujeres a una vida libre de violencia.

Durante la manifestación se escuchó un mensaje claro, “protestar no es manifestación”, esto en respuesta al Gobierno de la Ciudad de México, cuyas autoridades señalaron, después de la primera marcha para exigir justicia, que no caerían en “provocaciones”.

Fue el pasado 12 de agosto cuando ocurrió la primera movilización. Decenas de mujeres e integrantes de colectivos feministas protestaron contra la inseguridad y la violencia policiaca en la Ciudad de México, ante las recientes denuncias de al menos dos casos de policías acusados de atacar sexualmente a mujeres jóvenes.

Mujeres policías, durante la manifestación para exigir justicia en los casos de abuso sexual presuntamente cometidos por sus compañeros. Foto. Cuartoscuro

En punto de las 13:00 horas de aquél 12 de agosto, decenas mujeres comenzaron a reunirse en el exterior de las oficinas de la SSC de la Ciudad de México, cerca de la Glorieta Insurgentes; de ahí partieron hasta las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJ-CdMx).

“Eres popo, eres popo, eres popolicía violador”, cantaron al unísono el grupo de mujeres que clausuraron de manera simbólica la SSC.

“Queremos caminar y volver a casa libres y sanas”, reclamaron. “Queremos que los agarren”, “a mí no me cuidan los policías, me cuidan mis hermanas”, gritaron.

El grito de justicia retumbó fuerte por varios segundos frente a la sede de la SSC, y posteriormente la marcha avanzó hacia la Procuraduría capitalina. La marcha del lunes fue convocada bajo el hashtag #NoMeCuidanMeViolan en donde también decenas de jóvenes mujeres, activistas y ciudadanas reclaman mayores condiciones de seguridad.

De acuerdo a diversos colectivos feministas, en la Ciudad de México se han documentado al menos tres casos de mujeres atacadas sexualmente por policías.

El primero de ellos habría ocurrido el 10 de julio, una mujer de 27 años fue secuestrada y violada por dos policías en el Hotel Pensilvania, ubicado en la Colonia Tabacalera. El segundo caso, la madrugada del 3 de agosto, es el de la menor violada en Azcapotzalco, a cuadras de su casa; y el 8 de agosto, cuando un policía abusó de una menor en los baños del Museo Archivo de la Fotografía.

La violencia feminicida en México muchas veces tiene como aliado al aparato estatal, que revictimiza y a las víctimas. Foto: Cuartoscuro

“Las palabras no alcanzan para nombrar nuestro repudio ante este acto inadmisible por parte de las autoridades. La ciudad debería paralizarse cada vez que algo tan atroz sucede”, señaló un posicionamiento firmado por diversos colectivos feministas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.