Ofrece AMLO acabar con «cementerio de salud» heredadas

El presidente Andrés Manuel López Obrador se quejó de que en el pasado régimen nadie protestaba cuando se robaban el dinero del pueblo y ahora que él es gobierno se manifiestan contra las obras de su administración.

“Antes no protestaban cuando se robaban el dijeron del pueblo, y ahora protestan en contra de nosotros, si nosotros somos del pueblo, surgimos del pueblo y no somos rateros, que vayan a protestar y reclámele a los que se dedicaba a saquear, no a nosotros”.

Durante la visita al hospital rural de Ocosingo, el mandatario criticó que sí su administración quiere construir el nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, cae una lluvia de amparos.

“Que se va a hacer el Tren Maya llueven los amparos, que se va a hacer la refinería (en Dos Bocas, Tabasco) para dejar de comprar la gasolina en extranjero, llueven los amparos”, dijo el mandatorio quien pidió a la población no confundirse porque no son iguales a sus adversarios. “A mi me pueden llamar Peje, pero no lagarto”.

Ante su gabinete de Salud y el gobernador Rutilio Escandón (Morena), el titular del Ejecutivo se comprometió a modernizar la carretera que va de Palenque a San Cristobal de las Casas y a quitar los topes para que sea más rápida esa vía de comunicación.

Sobre la situación del sector salud, el mandatario criticó que en la pasada administración le dejaron un “cementerio de obras”, aproximadamente 200, que su gobierno -dijo- deberá completar.

Antes, a su llegada al Hospital Rural del IMSS de Ocosingo, el Presidente fue recibido con protestas por parte de integrantes de la CNTE, en contra de la recién abrogada Reforma educativa y también le exigieron que cumpliera sus promesas en materia de salud.

“Mentira, mentira es la misma porquería” y “Va a caer, va a caer, la reforma va a caer”, fuero algunas de consignas que lanzaron sus opositores entre gritos de respaldo de sus simpatizantes del político tabasqueño.

Leave a Reply

Your email address will not be published.