Titular del área antisecuestros de la PGJ-CdMx es removido

Luis Felipe Valdez, director de la Unidad Antisecuestro de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx), fue removido de su cargo este lunes.

De acuerdo con información de medios nacionales, Valdez estaba al frente de la investigación por el caso del estudiante universitario Norberto Ronquillo, quien fue hallado sin vida luego de ser víctima de un secuestro cuando salía de su escuela.

Estos cambios se suman a los anunciados hace unos días por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien el pasado 15 de junio dio a conocer nuevos nombramientos en materia de seguridad.

Luego de reunirse con el Gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia, la funcionaria informó que Omar García Harfuch será el nuevo Jefe General de la Policía de Investigación y Coordinador del Gabinete.

Además, Bernardo Gómez del Campo será el nuevo encargado del fortalecimiento y carrera policial en la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, informó la Jefa de Gobierno.

Sheinbaum también sostuvo una reunión con Fiscales y Jefes de la Policía capitalina, donde, según informó, se habló sobre el refuerzo en tareas de inteligencia para luchar contra la inseguridad.

SECUESTRO ATÍPICO

El pasado 11 de junio, Ernestina Godoy Ramos, titular de la PGJ-CdMx, aseguró que el secuestro de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, fue atípico y descartó que el crimen esté vinculado con la delincuencia organizada.

“No tenemos en este momento indicios de que sea producto del actuar de la delincuencia organizada […] Estamos investigando. Es, digamos, un secuestro atípico, de acuerdo a los especialistas que trabajan el tema de secuestro”, dijo esta mañana en entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola.

Durante el programa “Despierta con Loret”, transmitido por Televisa, la funcionaria fue cuestionada por las características que hacen pensar en un secuestro atípico, entre las que se encuentra que la llamada para reportar el secuestro del joven de 22 años de edad ocurrió 10 o 15 minutos después del plagio a la salida de la escuela.

Por ello, destacó, le interesaba dar a conocer ayer la línea de tiempo de las actividades que realizó la Procuraduría. Asimismo, adelantó que ya se determinaron varias líneas de investigación para seguir con el desarrollo del caso, sin embargo, se negó a precisar cuáles son, pues “sería una imprudencia”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.