Lamentan inasistencia del presidente a informe anual de la CNDH

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, reprochó que por primera vez en 29 años, el presidente de la República no haya recibido personalmente el Informe anual de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En conferencia de prensa, detalló que sin explicación alguna, el gobierno federal canceló la posibilidad de una presentación pública, la cual se realizaría ante la presencia de Andrés Manuel López Obrador.

Por el contrario, la entrega de su informe anual se realizó en una ceremonia privada, donde el documento fue recibido por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentó ante el Poder Ejecutivo Federal su informe anual de labores correspondiente a 2018, lo cual se concretó en un hecho por completo inédito, mediante la entrega de una versión impresa del mismo a la titular de la Secretaría de Gobernación.

Conforme nos fue solicitado en la respuesta que se dio a las solicitudes que, desde la CNDH se hicieron, para que se realizara un acto de presentación formal ante el presidente de la República, tal y como se había podido llevar a cabo, durante los casi 29 años de existencia de este Organismo Autónomo”, señaló.

Añadió que es desalentador para la defensa de los derechos humanos no haber podido presentar el informe ante el Jefe del Ejecutivo y añadió que “los derechos humanos no son de izquierda o de derecha. Los derechos humanos no son de ideologías, los derechos humanos no tienen partido político, los derechos humanos responden a una lógica: defender la dignidad humana”.

Al hacer un resumen de su informe anual, el presidente de la CNDH señaló que durante la administración de Andrés Manuel López Obrador ya se están acumulando violaciones a los derechos humanos.

En estos primeros meses de gestión, se empiezan a acumular hechos, actos y omisiones que, vistos en su conjunto, nos harían suponer que procurar la vigencia de los derechos humanos no se está asumiendo como premisa y límite de toda actuación pública, ni se están adoptando medidas pertinentes para revertir la situación que, desde hace varios años nuestro país ha enfrentado en diversos rubros», enfatizó.

Y al referirse específicamente al recorte de presupuesto del sector salud, Luis Raúl González Pérez enfatizó: “No hay economía, ahorro o medida de austeridad, que compense o justifique que la salud, la integridad o la vida de las personas se ponga en riesgo o se comprometa innecesariamente.

Debilitar o volver inoperantes los sistemas públicos de salud, implica una violación a los derechos humanos. Las irregularidades del pasado son motivo de investigación y sanción, los problemas del presente requieren acciones pertinentes y atención urgente”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.