Crecen invasiones y extorsiones con violencia en unidades habitacionales

▲ Operativo para recuperar una vivienda en la alcaldía Benito Juárez.

Bandas de delincuentes armados con navajas y pistolas invaden casas y departamentos con tácticas violentas para apropiarse de ellos y venderlos sin documento legal alguno que acredite su posesión. Incluso, extorsionan a los dueños para no despojarlos de sus bienes.

En febrero pasado, Hugo N,Fernando N y Julio N violaron candados y chapas del departamento 402 del edificio G del conjunto habitacional Lomas de Becerra, en Álvaro Obregón.

La Fiscalía Desconcentrada de la alcaldía atendió el caso. De acuerdo con la denuncia, entre los acusados se encuentran el vigilante de la puerta de acceso a la unidad, su hijo y otros 13 individuos.

Luego de agotar todas las instancias legales y de una diligencia para que los invasores desocuparan, el dueño del inmueble, mediante un abogado, recuperó la vivienda. Sin embargo, los invasores llamaron a golpeadores para intimidarlos y horas más tarde de nuevo fueron despojados, los amenazaron con armas de fuego y demandaron al propietario que se largara del lugar.

Otra carpeta de investigación señala que otra propietaria, también de Lomas de Becerra, se percató de que la entrada principal del departamento 102 del edificio 4 del condominio F había sido forzada. Al entrar a su casa, desconocidos le apuntaron con una pistola. La amenazaron con que si regresaba la matarían. En ambos casos, a pesar que los actuarios acreditaron que las viviendas no pertenecían a los ocupantes, éstos se apoderaron de los sitios con tácticas violentas.

Fuentes de la Policía Federal y abogados que llevan los procesos jurídicos señalaron que la invasión en unidades habitaciones por células delictivas es cada vez más frecuente, sobre todo las que se encuentran en abandono, renta o venta, pero por temor a agresiones los dueños no denuncian. Aseguran que en Lomas de Becerra al día de hoy se pueden documentar dos casos similares más.

En noviembre del año pasado personas ajenas se metieron a otro departamento. La dueña logró sacar a las personas, pero éstas se acercaron a uno de los abogados para extorsionarlo. Le dijeron que les pagaran 25 mil pesos o no los dejarían en paz.

El mismo patrón se repitió en el conjunto habitacional Rebeca, en Iztapalapa. En este lugar, el departamento 301 del edificio 2 del condominio A fue invadido. Según los afectados, está implicada la administradora de la unidad y ella es quien renta los lugares despojados a personas que desconocen la situación. Otros casos se han presentado en las unidades Los Héroes Ecatepec y Coacalco.

Integrantes de la asociación civil Unidad de Delitos Patrimoniales para Prevenir el Despojo y Extorsión reparten volantes para prevenir a los habitantes e inquilinos de Lomas de Becerra.

El aviso advierte que quien rente o compre un departamento, casa u oficina se asegure de tratar con los auténticos dueños, pues de lo contrario, los posibles compradores podrían ser víctimas de estos grupos o señalados de delincuentes por el delito de despojo, por ocupar un inmueble que no les corresponde, lo cual se castiga con un mínimo de cinco años de prisión.

“Estas bandas de delincuentes se dan a la tarea de detectar los departamentos y casas que se encuentran desocupadas. Por la fuerza toman posesión para arrendar o vender.

Enganchan a otras personas para habitarlos y los ofrecen con precios 10 veces menores al valor de mercado. Hay abogados que les avisan que los departamentos no son de ellos y por ende los papeles no están en orden; sin embargo, con un juicio de usurpación, que demora hasta 13 años, pueden quedarse con el apartamento, siempre y cuando los dueños no reclamen, agregó una de las fuentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.