El INBA sí violó secrecía; renuncia titular de literatura

Luego de que Excélsior revelara múltiples irregularidades en la organización de los Premios Bellas Artes de Literatura 2019, Cristina Rascón Castro anunció ayer su separación del cargo como coordinadora Nacional de Literatura, con el fin “de facilitar el proceso de los premios”, luego de que se confirmara la apertura de plicas (sobres con datos confidenciales) en al menos cuatro concursos y su consecuente invalidación.

Así lo confirmó ayer el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en un comunicado enviado a este diario, en el cual reconoció que se llevó a cabo una verificación exhaustiva con cada sede estatal sobre la confidencialidad de las plicas recibidas.

El resultado fue que en 16 de las convocatorias vigentes se detectó la apertura de plicas, reconoció la institución. Se trata de los premios Bellas Artes de Cuento Infantil Juan de la Cabada, de Novela José Rubén Romero, de Literatura en Lenguas Indígenas y de Cuento San Luis Potosí Amparo Dávila.

Ante este escenario y para garantizar la legalidad y transparencia de los concursos en los que se violaron las bases, “se determinó invalidar el proceso de registro de obras y recepción de plicas realizado hasta ayer 29 de mayo, en consenso con las sedes en los estados de Campeche, Michoacán, Oaxaca y San Luis Potosí”.

SE REPONDRÁ EL PROCEDIMIENTO

Esto implicará que el procedimiento deba reponerse de principio a fin, con un nuevo plazo de recepción para los cuatro premios señalados, a partir del 30 de mayo y hasta el 30 de junio, “por lo que quienes enviaron sus trabajos a los cuatro certámenes mencionados deberán hacerlo nuevamente, ya que al registrarse de nuevo en la plataforma se generará un folio único e irrepetible”.

El INBA aseguró que los estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Puebla y Sonora confirmaron que en sus sedes no hubo ninguna apertura de plicas, por lo que continuará el proceso de registro en estas sedes como se programó originalmente según las convocatorias vigentes.

Por último, detalló que se solicitará a las sedes estatales depositar las plicas recibidas inmediatamente en notaría pública y no esperar hasta el cierre de la convocatoria, como ha sido la práctica común en los años anteriores; y advirtió que los jurados para los premios aquí mencionados no han sido conformados y que la lectura de obras por parte del jurado es vía plataforma digital.

ACEPTAN VIOLACIÓN Y SE DISCULPAN

Cabe señalar que durante la mañana de ayer, el INBA y la CNL aceptaron que se ordenó la apertura de plicas de los aspirantes del Premio José Rubén Romero, dotado con 200 mil pesos y financiado con recursos públicos.

El hecho sucedió luego de que llegara a esta redacción un registro digital con el nombre de 48 escritores, con seudónimo, currículum y obra inédita registrada, que ya fueron confirmados como reales por este diario.

Para conocer quién y por qué solicitó o autorizó la apertura de las plicas, así como las sanciones que se impondrán a quienes violaron las bases del concurso, se buscó a Rascón, a Lucina Jiménez —directora del INBA— y a Francisco Ramírez Flores, encargado de Literatura en la Secretaría de Cultura de Michoacán, pero hasta el cierre de esta edición ninguno quiso atender las preguntas.

Fue a través de un tuit como el INBA reconoció la pifia y se disculpó: “La Coordinación Nacional de Literatura del INBA y la Secretaría de Cultura de Michoacán lamentan que en la sede del Premio de Novela José Rubén Romero se hayan abierto las plicas de algunas obras participantes”.

Y añadió: “Dado que el concurso está vigente, los autores podrán enviar nuevamente sus obras generando un nuevo número de folio… La confidencialidad de los datos de quienes envíen nuevamente sus obras será garantizada ante notario, al igual que toda plica cerrada recibida durante la convocatoria. Ofrecemos disculpas a los autores afectados”.

A través de las redes sociales se pronunciaron, entre otros, el poeta José Homero: “Los premios literarios siempre están ensombrecidos por la sospecha. Que se abran plicas y se filtre la lista de concursantes –como ha ocurrido con el premio José Rubén Romero de @literaturainba– es inadmisible. La transparencia en los procesos es primordial”.

La escritora María Rivera dijo: “Recibí un correo con una lista donde aparecen los concursantes del premio de Novela José Rubén Romero 2019 convocado por el INBA con los siguientes datos: obras, seudónimos y autores. Corroboré con un amigo la información. Es gravísimo”.

CONCURSOS AMAÑADOS

Excélsior habló con nueve aspirantes al premio, cuyos nombres aparecen en la lista. Entre los más conocidos están Mauricio Montiel Figueiras, excoordinador Nacional de Literatura, quien concursó como Veronese con el texto Érase una vez una epidemia, y prefirió no comentar; y Alain Derbez, como Gesualdo Saxofón y la novela Lo que mira Damián.

Otro más, Jaime Martínez (seudónimo, Emiliano y autor del inédito Altar de cráneos), fue uno de ellos: “Esto es lamentable por donde quiera que se le vea, se comprueba que no se trata de un hecho aislado, sino de una mecánica que tiene como fin designar a los ganadores antes de leer las obras. Se comprueba también lo que era un rumor: que la mayoría de los premios Bellas Artes están amañados y que existe todo un sistema para beneficiar a unos pocos.

Es decepcionante, uno acude a estos premios de buena fe, a sabiendas de que quizá haya mano negra. No sólo se trata de un fraude que se hace en una institución muy importante sino de una burla a todos los escritores mexicanos, a los que participan y a quienes tengan la intención de hacerlo. ¿Puedes tener la certeza de que ganará la mejor propuesta? Ahora sabemos que no. Ganará quien haya sido elegido por un tribunal fantasma”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.