Desabasto de medicinas, por mala planeación del gobierno anterior: SHCP

▲ Raquel Buenrostro, oficial mayor de Hacienda (derecha), y Abel Romero, encargado de planeación e investigación de mercado, durante la conferencia de prensa en la que la funcionaria afirmó que el suministro de medicamentos está garantizado.

Raquel Buenrostro Sánchez, oficial mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró que a nivel federal está garantizado al ciento por ciento el abasto de medicamentos, y si en algunas entidades federativas se ha presentado escasez se debe a problemas locales con proveedores privados y a una mala planeación en los procesos de compras públicas de la anterior administración.

Anunció un nuevo mecanismo de compras mediante una agencia centralizada de contratación pública, la cual estará lista en los siguientes cuatro o cinco años. La estrategia se basa en siete ejes rectores y busca generar ahorros, así como ser pilar del combate a la corrupción, lo que además contribuirá al desarrollo económico del país.

“La compra de medicamentos se planea un año antes, por lo que todos los medicamentos de 2019 fueron contratados en 2018, las licitaciones se dieron en noviembre de 2018; es decir, la administración anterior realizó todas las compras de medicamentos consolidadas correspondientes a 2019.

La posible escasez de medicamentos y materiales de curación que pudieran apreciarse se debería, en todo caso, a una planeación deficiente, mencionó en conferencia de prensa.

La funcionaria indicó que un caso en el que se presentaron problemas con el abasto de fármacos es el Instituto de Seguridad Social de Tabasco, donde se ha encontrado muchísima resistencia, y pese a contar con recursos para comprar medicamentos y cotizar con las industrias, nadie quiso cotizar o vender.

El desabasto no es del gobierno federal, el abasto del gobierno federal está garantizado desde una compra que se planeó en 2018, y para aquellas que fueron insuficientes estamos haciendo una consolidación y una compra muy a tiempo a mitad del ejercicio. Y todo lo demás se debe a resistencias de todo tipo, incluyendo las del sector privado, enfatizó.

Sobre las compras públicas, refirió que en México representan 997 mil millones de pesos, pero problemas como la corrupción se han institucionalizado dentro de las mismas, lo que beneficia a un grupo de personas y niega el acceso a más participantes.

Por ello, con el nuevo sistema de compras a través de la agencia centralizada se podrán reducir los precios de la adquisición de productos y disminuir los costos transaccionales mediante un solo procedimiento de licitación.

Dichos ejes son el fortalecimiento de la planeación de los programas anuales de adquisiciones y obras públicas, el impulso a las micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas y empresas con responsabilidad social y la coordinación de unidades contratantes.

Aclaró que se harán contrataciones consolidadas, se implementará una nueva plataforma que apoye a Compranet, un cambio en la cultura de las compras y la generación de un marco normativo flexible. Todo esto tendrá la ayuda de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Buenrostro Sánchez expuso que en 2018 se detectó que 80 por ciento de las adquisiciones se destina a proyectos de infraestructura, energéticos, medicinas y productos farmacéuticos y recae en 1.5 de los proveedores, mientras del resto de las compras, 187 mil 494 millones de pesos corresponden a un universo de 72 mil 825 proveedores.

Agregó que México es uno de los países que han adquirido los medicamentos antirretrovirales a los más altos costos del mundo y con este nuevo esquema se disminuye el número de productos de este tipo y sus precios.

En lo que va de este año las compras realizadas han generado un ahorro de 57 por ciento o mil 700 millones de pesos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.