Etiquetados con disfraz en Presupuesto de Egresos 2019

Juan Carlos Talavera

Con la publicación del Presupuesto de Egresos (PEF) 2019, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se confirmó que los recursos destinados al sector cultura ascienden a 12 mil 894 millones 90 mil 259 pesos.

Sin embargo, se detectó que los 500 millones obtenidos tras las protestas y reuniones con la comunidad cultural, del pasado 17 de octubre, fueron asignados a la partida S268, donde aparece un listado bajo la leyenda “distribución sugerida”.

El listado considera 223 proyectos estatales, municipales y no gubernamentales, que se asemejan a los antiguos etiquetados, los cuales  desaparecerían en el próximo ejercicio fiscal.

Entre el listado de proyectos “sugeridos”, se mantienen algunos como: el Festival de Cine de Morelia, con 9.5 mdp; la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, con 7 mdp; la Feria Internacional del Libro de Oaxaca, con 2.5 mdp; y destaca la asignación de 3 mdp para la conmemoración del centenario de la muerte de Emiliano Zapata.

Dentro del apartado de proyectos estatales se registran asignaciones presupuestales por 9 mdp para la Cumbre Tajín 2019, de Veracruz; 5 mdp para el proyecto “Guanajuato Crea” y 4 mdp para el Festival Internacional Revueltas, de Durango.

Así como 3 mdp para el Planetario de Morelia Lic. Felipe Rivera, de Michoacán; 2.5 mdp al Festival de Mariachi, su Charrería, de Durango; y 5 mdp para la conservación y restauración emergente de las colecciones a cargo de Museos de Puebla.

También aparece un listado para proyectos municipales, donde sobresalen 5 mdp para el Programa Cultura Andante, de Tamaulipas; 5 mdp para la Cultura Maya, en Izamal; 4 mdp para la Casa del Pueblo Bexahui, en Oaxaca; y 4 mdp para el Festival de la Enchilada, en San Luis Potosí.

Además de 4 mdp para la Feria de Cultura en Puerto Peñasco, Sonora;  4 mdp destinados a la Feria Cultura Victoria “Más allá de lo posible”, en Tamaulipas;  y 4 mdp para el Festival “Los Colores de mi Danza”, en Yucatán.

SON OPACOS

En entrevista con Excélsior, Arturo Saucedo, especialista en legislación cultural, explicó que aunque los proyectos contenidos en anexo 43 -que corresponden a la ampliación del Ramo 48 de Cultura y estarán destinados a programas como Foremoba, PAICE y PACMYC- no aparezcan como etiquetados, en realidad sí lo son.

Además, reconoció que ésta es la primera vez que se coloca un concepto con esas características en el PEF.

Es un absurdo que nos digan que no se trata de un etiquetado porque si está en el PEF, está dentro de una ley y ahí no hay lugar para medias tintas, dado que ya está  en la  Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria de 2019. Entonces, ¡claro que es un etiquetado!”, aseveró.

¿Le parece que existe claridad en ese concepto de “distribuición sugerida” que aparece en el PEF?, se le pregunta a Saucedo. “No y eso te muestra la falta de oficio de los diputados que aprobaron esa leyenda y de las autoridades que lo propusieron. Pienso que nos están viendo la cara, porque si está en el PEF 2019 no puede haber un sugerido. Más bien tiene un carácter obligatorio porque para eso está identificado”.

¿Hay algún antecedente en este sentido? “No, ésta es la primera vez que se pone esa leyenda y muestra la falta de oficio de las autoridades federales y de los
diputados que tuvieron el valor de poner una sandez de ese nivel”.

¿Cómo definiría el concepto de ‘distribución sugerida’? “Es un concepto que se presta a la confusión y al engaño. Es evidente que los diputados vieron y defendieron los diferentes millones que se asignarían. En eso no hay engaño y es parte de sus facultades. Pero lo que cuestiono es que pongan que es (un monto) “sugerido”, cuando evidentemente no es así. Esa frase que pusieron se llama discrecionalidad”.

Por último, lamentó que la distribución de esos 500 millones de pesos no se reflejen a lo largo de los 2 mil 600 municipios del país. “¿Cómo se va a llegar a esas comunidades? ¡Es absurdo! Y es peor cuando vemos la distribución de los etiquetados y encontramos a muchos de los mismos proyectos de siempre”, dijo.

VEN CAMUFLAJE

Por su parte, el dramaturgo Enrique Olmos de Ita, uno de los artistas y creadores que participaron en la protesta del pasado 17 de diciembre, expresó su asombro ante la manera cómo se ejercerán los 500 mdp que anunciaron Alejandra Frausto y la Comisión de Cultura.

En realidad es una forma camuflada de etiquetados que beneficia a proyectos de los propios integrantes de la Comisión de Cultura”, dijo.

Esto, debido a que “gran parte de los proyectos no gubernamentales tienen una relación tangencial con varios diputados de la Comisión, lo cual me parece absolutamente deleznable y es una forma de mentir a la ciudadanía, de que se logró un aumento, cuando en realidad lo que hicieron fue meter etiquetados en el gasto corriente”, expresó.

Olmos de Ita también calificó como curioso el hecho de que aparezca la palabra ‘sugerido’, “porque eso da un margen de maniobra a la SC, lo cual es sumamente sospechoso y propicia dudas”.

Además, comentó, tanto diputados como la propia Frausto deberán transparentar “los criterios  utilizados para elegir estos proyectos y no otros”.

¿Qué le dirías a Alejandra Frausto? “Que deje de mentir, que se comporte a la altura de las circunstancias del país, que no acepte estos etiquetados camuflados y que busque la manera de llevarlos a proyectos con reglas de operación. Tienen que transparentar los criterios de selección de esos proyectos. Yo creo que Frausto prometió más de lo que cumplirá en el primer año de gobierno”.

Por último, lamentó la actitud de Antonio Martínez Velázquez “Marvel”, vocero de Alejandra Frausto.

Ella tiene a un mediador, un vocero, que en repetidas ocasiones ha sido sumamente grosero con la comunidad artística, ya que nos ha llamado chantajistas y creo que no es la mejor forma de iniciar un gobierno. Me parece que ella tiene que resolver eso cuanto antes”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.