La extorsión a maestros llega a Guerrero; les exigen aguinaldo

 

La primaria Lázaro Cárdenas de Chilpancingo, en su turno vespertino, adelantó el periodo vacacional por las extorsiones del crimen organizado a maestros del plantel; mientras que en la Preparatoria 1, de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), presuntos miembros de la delincuencia están pidiendo a directivos y maestros que entreguen el 25 por ciento de su aguinaldo.

Por primera vez en la capital del estado, los directivos y maestros de la UAG han sido extorsionados por un presunto grupo de delincuentes, que a través de la aplicación Whatsapp les hizo llegar la advertencia del cobro del 25 por ciento de su aguinaldo.

Hace dos días fue creado un grupo en esta aplicación, en donde se agregó a cada uno de los maestros y directivos del plantel de la UAG y se les escribió el siguiente mensaje: “Mis estimados directores, la patria les necesita con su 25 por ciento de su aguinaldo, el de ustedes y sus maestros. Voy a estar muy al pendiente en sus escuelas”, se escribió en el grupo llamado 4transformacion, en alusión a la nueva etapa del país.

Se les advirtió en el chat que los tenían vigilados e inclusive se les puso el modelo de sus carros, así como las placas de cada uno, con la intención de atemorizar y amedrentar a la planilla educativa.

A pesar de esta acción, las clases no se han suspendido en la preparatoria, pero tampoco se ha reforzado la seguridad para los maestros y alumnos.

El pasado 22 de noviembre, en la primaria Lázaro Cárdenas de la colonia Electricistas, ubicada cerca del mercado central Baltazar R. Leyva Mancilla, hombres armados irrumpieron para sacar al director Martín Tejeda Guerrero.

Tras los hechos, el secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Arcángel Ramírez Perulero, advirtió de una nueva oleada de extorsiones en la capital del estado, por parte de grupos criminales que les piden a los maestros a la mitad de su aguinaldo.

También informó que la acción cometida en contra del director de la escuela Lázaro Cárdenas, se debía a un acto de intimidación, en el que les advertían a los maestros que deberían pagar parte de su aguinaldo.

Por esta acción, los maestros del turno vespertino del plantel educativo decidieron suspender sus clases y adelantar las vacaciones, como medida de prevención ante un hecho real que ya pasaron.

La decisión fue tomada por los propios maestros, ya que no hubo respaldo por parte de las autoridades encargadas de la seguridad, y avisaron a los padres de familia de la acción tomada a través de teléfono.

Se supo que además de esta institución, podría darse el caso en otras más que corren con el mismo problema, por lo que no se descarta que otras escuelas decidan adelantar las vacaciones.

Esta es la primera vez en la capital del estado que las escuelas deben de suspender labores por hechos relacionados con extorsión, ya que se sabía de los casos de Acapulco y Costa Chica.

CIERRAN ESCUELAS POR VIOLENCIA

El Colegio de Bachilleres (Cobach) 32, ubicado en avenida Ruiz Cortines, continúa sin clases y en algunas escuelas, como la secundaria de La Poza, no tienen ya labores y les informaron a los padres que regresaban a clases hasta el 7 de enero, pues desde el viernes se suspendían las clases por la inseguridad.

El Cobach no tienen clases desde hace cinco días y este fin de semana enviaron un oficio a los alumnos, donde les informan que no habrá clases y explican: “El 27 de noviembre hemos sido víctimas de amenazas directas de atentar contra la integridad de esta comunidad educativa si nos negamos a realizar el pago exigido”.

Añade que los trabajadores del plantel acordaron que a partir del 3 de diciembre se “suspenden las clases hasta nuevo aviso”. Agrega que las reiteradas solicitudes de respaldo, solicitadas a las autoridades para los alumnos y personal, “no fueron atendidas oportunamente”.

Indica el documento que las evaluaciones a los alumnos deberán llevarse a cabo con todas y cada una de las herramientas que cada docente considere y determine, sin prejuicio del alumnado. Añade que hay el compromiso de restituir clases cuando quede resuelta la problemática que enfrentan, “en caso de que las autoridades sean negligentes en brindarnos seguridad, esperamos contar con su comprensión y apoyo”.

Mientras que en la secundaria del poblado La Poza ya se suspendieron las clases desde el jueves pasado, y de acuerdo con unos padres, en la reunión les informaron que las clases se reiniciaban hasta el 7 de enero, que la suspensión es por la inseguridad y el temor a las extorsiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.