AMLO ofrece transparentar el caso Odebrecht y Lozoya

 

El expediente del caso Odebrecht que fue clasificado por la Procuraduría General de la República (PGR) por cinco años, será desclasificado, dijo Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, en su conferencia de prensa matutina.

Durante la sesión se cuestionó a López Obrador sobre si desclasificaría la investigación archivada por la PGR este año y respondió que su Gobierno no será tapadera de nadie.

“Sí. No ocultar nada. No ser tapadera, sólo cuidar procedimientos que puedan servir al inculpado para presentar pruebas y ser absuelto”, contestó López Obrador.

La PGR clasificó la información del caso sobre sobornos a funcionarios mexicanos realizados por la constructora brasileña Odebrecht una semana antes de que Enrique Peña Nieto entregara la banda presidencial al nuevo Presidente, a pesar de que el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) le ordenara abrir los datos relacionados con la investigación.

En octubre el INAI ordenó a la PGR trasparentar la investigación de corrupción en donde está involucrado Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) y quien fue el Coordinador de Vinculación Internacional en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, por considerar que se trata de un tema de interés público, después de que la Procuraduría se negara a entregar información al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Lozoya Austin es señalado por recibir sobornos de 10 millones de dólaresentre 2012 y 2014, a cambio de ayudar a la constructora para conseguir licitaciones con Pemex.

Hoy López Obrador afirmó que hay que ser cuidadosos, pero que todo aquello que no tenga una limitante legal se debe transparentar.

“Hay que ser cuidadosos, nada más, pero todo aquello que no tenga alguna limitante judicial se tiene que transparentar”, dijo.

La investigación implica a Emilio Lozoya por presuntamente recibir sobornos. Foto: Especial.

Andrés Manuel también fue cuestionado sobre la decisión de un juez de amparar a Emilio Lozoya por el caso Odebrecht. El Presidente recalcó que su Gobierno no será “tapadera de nadie” y que se dará toda la información necesaria, sin que se ponga en riesgo en caso.

“En lo que a nosotros corresponde, que se den todos los informes. Estamos a favor de la transparencia, lo único que se tiene que cuidar es no dar motivo para que, si la Procuraduría da información, esto sirva a los implicados como prueba de que no se está siguiendo el proceso debido”, dijo esta mañana López Obrador.

Y añadió: “pero esto lo tiene que resolver la Fiscalía, y todo aquello que no afecte el que se haga justicia, debe de haber transparencia por completo. Es un asunto nada más de carácter legal. Pero no somos tapadera de nadie”.

Ayer un juez federal concedió un amparo a Emilio Lozoya mientras que la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) resuelve ejercer o no acción penal en su contra por el financiamiento ilícito a la campaña presidencial de Peña Nieto con dinero obtenido de la compañía Odebrecht.

El Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México ordenó a la Fepade dejar sin efecto el acuerdo dictado el 10 de julio de 2018 en la carpeta de investigación que se sigue a Lozoya, en el que se le informó que los delitos que se le imputan aún no prescriben, así como la abstención de determinar la carpeta de investigación, “por violaciones al principio de legalidad y seguridad jurídica en que incurrió la Fepade de la Procuraduría General de la República,” se dio a conocer a través de un comunicado.

La Fepade debe emitir “un nuevo acuerdo en el que subsane vicios formales y satisfaga la exigencia constitucional de motivación detallada y congruente en relación con la prescripción de los ilícitos que se le imputan al quejoso”.

La Fiscalía Especializada tendrá un plazo de 30 días hábiles para determinar si hay o no diligencias por practicar y, en caso positivo, las desahogue de inmediato.

“Asimismo, que en un plazo de 40 días naturales, contados a partir de que culmine el plazo antes señalado, determine en definitiva lo que en derecho corresponda, término que se considera prudente atendiendo la naturaleza de los hechos denunciados y a las diligencias que ya obran en la carpeta de investigación, en el entendido de que deberá hacer uso de las medidas de apremio a su alcance para lograr su desahogo oportuno en los datos de prueba por recabar y si existen registros previos al cumplimiento requerido”, detalla.

EL CASO ODEBRECHT

Entre 2005 y 2017 Pemex avaló decenas de convenios por miles de millones de dólares a la constructora brasileña Odebrecht. En 2016 ex directivos de la compañía confesaron haber sobornado a funcionarios públicos en diversas naciones de América Latina, entre ellas a México, por 10 millones de dólares que, reveló The New York Times, estarían relacionados con Emilio Lozoya Austin, miembro de la campaña presidencial de 2012.

Sin embargo, la información de ejecutivos o testigos que podría aclarar el pago de sobornos en México está bloqueada en Brasil desde hace más de un año porque la PGR no quiere firmar un acuerdo para el intercambio de ese tipo de datos, dijo el Ministerio público brasileño a The Associated Press.

Además, el Fiscal electoral Santiago Nieto Castillo investigaba el caso cuando fue cesado. Santiago Nieto será ahora el encargado de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda en el Gobierno de López Obrador, dependencia que retomará el caso.

Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, es otro de los funcionarios involucrados en el escándalo, pues entre agosto de 2010 y febrero de 2011 se dieron las inversiones más cuantiosas de Odrebrecht en la entidad con la modernización de la Refinería de Minatitlán y la construcción de la planta de Etileno XXI en Coatzacoalcos.

Odebrecht realizó una transferencia de 3.7 millones de pesos a una compañía fantasma (Blunderbuss Company de México) vinculada a Javier Duarte de Ochoa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.