La crítica al neoliberalismo no es contra los empresarios: Slim

 

El discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su toma de protesta, en el que culpó al neoliberalismo de los grandes males de México como la corrupción, pobreza y violencia, generó reacciones distintas en la iniciativa privada del país.

Para Gustavo de Hoyos Walther, líder de laConfederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el mensaje de López Obrador tuvo expresiones polarizantes e ideología retrógrada. Pero el empresario Carlos Slim Helú opinó diferente. Aseguró que aunque el tabasqueño habló del neoliberalismo, a lo que se refería era a terminar con los frenos que han impedido el desarrollo de México, por ejemplo, la corrupción.

– “¿Con este mensaje neoliberal no le pega a los empresarios?”, le cuestionó una reportera a Slim.

– “No, más bien lo que está planteando es que algunas cosas como la corrupción han sido un freno al desarrollo, un freno importante, y que es un factor de los que hay que resolver, la falta de crecimiento. En la época del Secretario Ortiz Mena, como él señaló, crecimos al 6.8 por ciento con una inflación de 2.2, que fue una etapa muy brillante dentro de esos 50 años, una etapa de muy baja inflación con muy buen crecimiento y lo que está planteando (López Obrador) es la recuperación de esas épocas de buen crecimiento, en donde sin corrupción y con buena eficacia en la inversión se pueda acceder a un cambio rápidamente”, aseguró el dueño de Grupo Carso a su salida del recinto de San Lázaro.

“El reto es atender todos los rezagos y los problemas que señaló, yo digo que es un reto de él, de su gobierno y de todos nosotros, de toda la sociedad”, agregó Slim Helú, quien llegó a la Cámara de Diputados acompañado de su hijo Carlos Slim Domit y su esposa María Elena Torruco, hija del próximo Secretario de Turismo, Miguel Ángel Torruco Marqués.

Carlos Slim, el hombre más rico de México y el séptimo a nivel mundial, dijo que “no hay duda” de que existen condiciones para invertir en el país. “La mejor inversión es combatir la pobreza. Incorporar a la gente marginada a la modernidad con educación y empleo”, detalló.

En tanto, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, expresó que el mensaje de López Obrador tiene un saldo negativo: “Expresiones polarizantes, ideología retrógrada y reversa a reformas energética y educativa. Lo bueno, promesas de respeto al Banco de México, no endeudamiento y no más impuestos”.

Así lo expresó en su cuenta de Twitter después del discurso de AMLO en San Lázaro. Horas antes, le deseo éxito en su gestión presidencial. Dijo que apoyaría las buenas políticas públicas del Gobierno y cuestionará las leyes y programas perjudiciales para los ciudadanos o las empresas.

“Respetando el estado de derecho, preservando la estabilidad, salvaguardando libertades y con cohesión social, el País puede alcanzar en los próximos años, con el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, niveles insospechados de desarrollo y bienestar”, escribió en su cuenta de Twitter Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), le deseo el mejor de los éxitos a López Obrador y se dijo dispuesto a colaborar con el nuevo Gobierno para generar más oportunidades para los mexicanos.

“Deseamos al Presidente Andrés Manuel López Obrador el mayor de los éxitos, en beneficio de todos los ciudadanos. Como sector privado, estaremos siempre dispuestos a trabajar en conjunto para generar más oportunidades para los mexicanos, en un marco de certidumbre, confianza y respeto de la ley y la libertad. Apoyaremos las iniciativas positivas y señalaremos cuando no estemos de acuerdo”, escribió en su cuenta de Twitter.

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien asumió hoy la Presidencia de México, prometió construir una “nueva patria” que acabará con la corrupción, la inseguridad y las violaciones en derechos humanos potenciando a la ciudadanía sin poner en entredicho la economía.

Nada ha dañado más a México que la corrupción de los gobernantes y de una cúpula del poder privado”, dijo este mediodía el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, en su primer discurso ante el Congreso de la Unión, frente al cual anunció una Comisión de la Verdad que castigue “a los que resulten responsables” por el abuso de poder en las indagatorias por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El nuevo Jefe del Ejecutivo federal exhibió ante el país el fracaso de tres décadas de política neoliberal. Culpó a esa corriente de pensamiento económico e ideológico por los grandes males que sufre México: la marginación, la corrupción, la violencia. “Un desastre”, dijo. “Se acabó”.

Tajante, claro y reiterativo, el Presidente de México ofreció un discurso que duró una hora y veinte minutos. Desgranó muchas de sus propuestas de gobierno, la mayoría de ellas ya anunciadas durante la larguísima campaña electoral, que culminó el 1 de julio con su triunfal victoria con el respaldo del 53 por ciento de los votos.

“No tengo derecho a fallar”, aseveró el mandatario, quien dijo huir de la “parafernalia del poder” para trabajar por la ciudadanía de un país que padece “grandes y graves” problemas.

Dedicó buena parte del mensaje a su principal caballo de batalla: la corrupción, que considera que ha arrastrado al país por un despeñadero y ocasionado pérdidas al presupuesto público federal de unos 500 mil millones de pesos.

“A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México”, subrayó ante un pletórico Congreso, dominado por su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Leave a Reply

Your email address will not be published.