¿Falsificaron la “carta póstuma” de Zyanya, la pediatra hallada muerta en Puebla? Peritaje dice que sí

 

 

Un peritaje en grafoscopia señala que la carta póstuma encontrada con el cuerpo de la médico pediatra Zyanya Figuera Becerril, quien supuestamente se suicidó, no corresponde a los rasgos de su letra, sin embargo, esta prueba ni la denuncia presentada por sus padres para que se investigue su caso como feminicidio han sido aceptadas por la Fiscalía General del Estado.

Como Periódico Central informó, la médico pediatra internista Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, presuntamente se suicidó al interior de su departamento el pasado miércoles 16 de mayo del 2018, sin embargo, existen elementos que no son coherentes para su familia y que rechazan esta versión.

En entrevista, los padres de Zyanya, Patricia Becerril y Martín Figueroa, exigieron que la Fiscalía de Puebla, ahora dirigida por el encargado de despacho Gilberto Higuera Bernal, investigue a fondo el caso de su hija y releve del caso al agente ministerial Joel Román García quien ha presionado incluso a testigos para mantener la versión de que su hija se suicidó.

“Cuando vimos que en esa carta decía que ella era un fracaso sabíamos de inmediato que Zyanya no la escribió. Zyanya no pensaba así de sí misma, encontramos esta autobografía que es muy extensa y donde dejaba en claro el concepto que tenía de sí misma y era totalmente distinto. Seguimos sin creer que se haya quitado la vida, dijo Patricia Becerril en entrevista con Periódico Central.

Hasta el momento, la Fiscalía General de Puebla se mantiene renuente a investigar el caso como feminicidio pero ha sumado una serie de irregularidades alrededor de la investigación del caso.

Entre estas irregularidades señaladas por la familia de Zyanya y sus representantes legales, se encuentran:

LA CARTA PÓSTUMA

La carta póstuma que supuestamente escribió Zyanya fue manipulada por la compañera de casa de Zyanya, Beatriz N., quien encontró el cuerpo de la médico pediatra.

La carta fue entregada a las autoridades en una libreta por una de sus compañeras identificada como Karen N. pero la nota fue tocada por todas las personas que estaban en el lugar, ya que los compañeros de Zyanya le estuvieron sacando fotos.

El agente de la Policía Ministerial, Joel Romero García, declaró —como obra en el expediente— que la carta le había sido entregada directamente a él por parte de los padres. Pero, a decir de Martín y Patricia, jamás vieron la carta y conocieron el mensaje hasta que fue publicado en medios de comunicación.

UN MINISTERIAL CON INTERESES EN LA INVESTIGACIÓN

Joel Romero García, el Policía Ministerial encargado del caso se ha mantenido acosando y conduciendo a todos los amigos y compañeros de Zyanya que encontraron el cuerpo en su casa para que se mantengan en la versión de que se trató de un suicidio.

La información a la que tuvieron acceso los representantes legales de la familia de Zyanya es que el ministerial incluso llama a los médicos que estuvieron en el lugar y les dice qué responder o que incluso falten a las audiencias o reconstrucciones solicitadas.

Es por este tipo de comportamiento es que los padres de Zyanya solicitan a la Fiscalía que remueva del caso a Joel Romero, pues desconocen los intereses que tenga para que el caso no sea investigado como feminicidio.

PRUEBA DE SANGRE “SE ECHÓ A PERDER”

De acuerdo a documentos entregados por la familia Figueroa Becerril, la muestra de sangre tomada al cuerpo de Zyanya el día del levantamiento de su cuerpo “se echó a perder” con lo que se pierde una prueba básica para las investigaciones.

Pero, la semana pasada, la familia de la joven sostuvo una reunión en la que funcionarios de la Fiscalía les presentaron pruebas histológicas de páncreas, hígado y otros órganos que sugerían algún antecedente de toxinas en el organismo de la pediatra.

La familia dijo que esto jamás se les había mencionado y consideran incoherente que hayan perdido una prueba de sangre unos días después del levantamiento y cinco meses después cuenten con muestras de páncreas y otros órganos por lo que temen que esos resultados no correspondan al cuerpo de Zyanya.

MANIPULACIÓN AL CELULAR DE ZYANYA

A la familia de Zyanya jamás se le entregó el teléfono celular de la joven y recientemente notaron que su cuenta de WhatsApp fue manipulada.

Ya no aparece su fotografía en su perfil y el 21 de septiembre abandonó el grupo que teníamos en la familia para organizar el cumpleaños de su mamá. ¿Cómo fue que se salió del grupo si en teoría el celular está en resguardo, comentó Martín Figueroa.

A pesar del cúmulo de irregularidades, la familia de Zyanya Figuera aún espera que la nueva administración de la Fiscalía, ahora con Higuera Bernal, retome el caso, lo investigue como feminicidio y corrija los errores así como las irregularidades encontradas dentro de la investigación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.