¿Cuántos muertos dejó la matanza del 68, según La Casa Blanca?

 

Hace 50 años, una bengala verde en el cielo de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco dio el inicio a uno de los pasajes más oscuros en la historia contemporánea de México.

Miembros del Batallón Olimpia y elementos del Ejército Mexicano dispararon contra civiles desarmados en medio de un mitin de estudiantes que dejó innumerables muertos, heridos y desaparecidos.

Hoy, 2 de octubre de 2018, no se sabe la cifra exacta de los muertos.

En su momento, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz dijo que hubo 26 muertos, 100 heridos y mil 43 detenidos.

Mientras que el diario británico The Guardian, citando cifras de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Consejo Nacional de Huelga (CNG), sumó 325 muertos.

Sin embargo, hay una tercera cifra de muertos registrada por un cercano observador de los hechos: Estados Unidos.

El 3 de octubre de 1968, la embajada de Estados Unidos en México mandó un documento clasificado al Departamento de Estado donde exponía detalles de lo sucedido la noche anterior en la Plaza de las Tres Culturas.

Dicho documento fue desclasificado y dado a conocer por Vice, es nombrado “México 07362”.

Fulton Freeman, el embajador estadunidense, aseguraba a la Casa Blanca que en un primer conteo fueron un cerca de un centenar de personas habían sido asesinadas.

Dos días después, el 5 de octubre, otro documento, ahora enviado directamente al presidente de Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, detalla que en realidad la cifra de muertos asciende a las 200 víctimas.

En el momento de las protestas y después de la represión del movimiento en Tlatelolco, el gobierno de Díaz Ordaz aseguró que entre los estudiantes había infiltrados comunistas que buscaban desestabilizar al país en el marco de los Juego Olímpicos que se celebrarían en la Ciudad de México.

Sin embargo, la carta clasificada que se hizo llegar al presidente estadunidense detalla que investigaciones de la CIA descartaba que “soviéticos” o “cubanos” estuvieran detrás del movimiento estudiantil.

Para Estados Unidos, las protestas estudiantiles estallaron por políticas locales, descartando así la versión del gobierno mexicano de aquel entonces.

Leave a Reply

Your email address will not be published.