Acusan a titulares de comisiones de corrupción y tráfico de influencias

 

Más de 41 organizaciones, 23 colectivos vecinales y 600 ciudadanos entregaron al Congreso de la Ciudad de México una petición para cambiar a quienes presiden e integran las comisiones de Planeación, Reconstrucción y Desarrollo Urbano, entre ellos los diputados Federico Döring, Christian von Roehrich, Valentín Maldonado y Fernando Aboitiz, a quienes acusan de tener antecedentes de tráfico de influencias, actos de corrupción y clientelismo.

Las organizaciones –entre ellas Ruta Cívica y Suma Urbana– señalaron que no son legisladores con una trayectoria de honradez y apego a la ley, sino que han sido sujetos a recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, por lo que deberían ser sometidos a próximas investigaciones del sistema anticorrupción.

Además de los ya mencionados, en el escrito dirigido a la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ernestina Godoy Ramos, las organizaciones y comités ciudadanos piden que se modique la integración de otras comisiones, como la Especial del Aeropuerto, presidida por Jorge Gaviño, y de Planeación, encabezada por Víctor Hugo Lobo.

A los panistas Döring y Von Roehrich, quienes presiden las comisiones de Planeación del Desarrollo y de Reconstrucción, respectivamente, al perredista Maldonado, de Participación, y al pesista Fernando Aboitiz, de Desarrollo e Infraestructura Urbana y Vivienda, los acusan de tráfico de influencias contra el interés público y de actos de corrupción inmobiliaria.

Las organizaciones destacaron que a la primera Legislatura del Congreso local le corresponderá crear nuevas instituciones, reformar las que no funcionan y hacer los nombramientos de más de 300 cargos clave, por lo que es fundamental que las comisiones legislativas sean presididas por mesas directivas de ciudadanos intachables, con experiencia y compromiso.

Entre las tareas que realizará el Congreso están: la creación del instituto de planeación democrática y el sistema local anticorrupción, la aprobación del plan general de la Ciudad de México y el programa general de ordenamiento territorial, que sustituirá al programa general de desarrollo urbano, así como el de ordenamiento ecológico.

También tendrá a su cargo los nombramientos en la Fiscalía Anticorrupción, el Instituto de Transparencia, el Consejo de la Judicatura, la Sala Constitucional y las salas especializadas en corrupción del Tribunal de Justicia Administrativa, así como legislar sobre consulta ciudadana, referéndum y la revocación de mandato, detallaron.

El futuro de la Ciudad de México y el legado de justicia, sustentabilidad y bienestar que dejaremos a nuestros hijos y nietos dependerá, en gran medida, de los 66 diputados de este Congreso”, subrayaron.

Señalaron que tienen en sus manos la opción de recuperar la dignidad, el estado de derecho y la reconstrucción institucional. Dejar pasar esta exigencia ciudadana involucra un grave riesgo y demostrará su falta de voluntad política de luchar contra la corrupción y nuevamente crear un círculo de impunidad, donde en lugar de sancionar se premia a quienes no se comportan con ética. Pero la ciudadanía tiene memoria, advirtieron.

Leave a Reply

Your email address will not be published.