Cárdenas visita al ex Presidente Lula da Silva en la prisión de Curitiba, Brasil

 

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, ícono de la izquierda mexicana, y Massimo D’Alemay, ex Primer Ministro italiano, visitaron en prisión al ex Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

“Lo encontramos con el mismo espíritu combativo de siempre y eso nos hace salir con optimismo. Él seguirá la lucha por lo pobres“, dijo Cárdenas.

“Encontré a Lula como lo encontré años atrás en Planalto cuando era Presidente: el mismo espíritu, el mismo valor y la misma voluntad de servir al pueblo brasileño”, señaló Massimo.

“Tenemos confianza en que la lucha que está ocurriendo desde esta prisión es la lucha del pueblo brasileño y finalmente culminará con el éxito del pueblo y con el reconocimiento de las injusticias que están cometiendo con Lula”, agregó Cárdenas, ex Jefe de Gobierno de la capital mexicana.

El ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva desistió de disputar la Presidencia en las elecciones del 7 de octubre próximo y anunció a su ex Ministro Fernando Haddad, que era compañero de fórmula como candidato a Vicepresidente, como el nuevo abanderado del Partido de los Trabajadores (PT).

La decisión de Lula fue comunicada a la dirección del PT en la ciudad de Curitiba, en donde el ex Presidente comenzó a purgar desde abril su condena de 12 años de prisión, y se produjo en el último día de plazo que la formación tenía para anunciar a su nuevo candidato presidencial tras la decisión del Tribunal Superior Electoral de inhabilitar al ex Presidente.

Antes de la conclusión de la reunión de la dirección del partido en Curitiba para refrendar la decisión de su máximo líder, el PT divulgó un anuncio en televisión en el que dejó claro que las aspiraciones de Haddad como candidato a la Presidencia contaban con el apoyo de Lula.

Pese a que la cita partidaria tenía previsto hacer el anuncio en la tarde de este martes en un acto en Curitiba, fuentes del partido anticiparon la decisión pero aclararon que el anuncio oficial sólo será hecho en un evento previsto al frente de la edificación policial en la que Lula está preso.

La mayor formación de izquierda de América Latina y que gobernó Brasil por 13 años (2003-2016) esperó hasta el último momento para anunciar el cambio de candidato con la esperanza de poder revertir la decisión de la justicia electoral en otras instancias.

Sin embargo, ni el Tribunal Superior Electoral ni la Corte Suprema de Justicia llegaron a pronunciarse sobre los diferentes recursos que el PT presentó en la última semana para intentar habilitar a Lula como candidato.

Lula fue vetado de disputar las elecciones en base a una ley que él mismo sancionó y que impide expresamente que candidatos condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan postular a un cargo electivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.