La Premium rompe el techo de los 21 por litro y ya se incrementó 86.4% durante el sexenio de Peña

 

 

FOTO: ILSE HUESCA /CUARTOSCURO.COM.

Como puede apreciarse en la gráfica, el alza de precios fue especialmente fuerte a principios de 2017, cuando se dio el llamado “gasolinazo” que, con un incremento de alrededor de 20 por ciento en los combustibles, ocasionó gran molestia social, al grado de que el Presidente Enrique Peña Nieto tuvo que salir a dar un mensaje a la nación para explicar la medida, que según argumentó, se debió al inicio de la liberalización de los precios contemplado por la Reforma Energética, la cual implicaba eliminar los subsidios a estos hidrocarburos para quitar al Estado esa gran carga económica y así los precios estuvieran dictados por la competencia y el libre mercado.

No obstante, el aumento de los precios internacionales del petróleo y la cada vez mayor dependencia del país de las gasolinas importadas han obligado al gobierno a seguir controlando parcialmente el precio de las gasolinas por medio del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) que se aumenta o se disminuye para ‘amortiguar’ el costo final y así evitar un alza descontrolada que termine por impactar a la inflación.

MEXICANOS GASTAN MÁS

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló, en su reporte “Precios al consumidor”, que México es el país con los mayores precios de energéticos de los 35 países que la integran, con una variación anual de 16.2 por ciento, casi el triple del promedio, que fue de 5.8 por ciento.

De acuerdo con el reporte, México no sólo estuvo por arriba del promedio de la OCDE, también del bloque que compone la Unión Europea, que fue de 2.9 por ciento y de Chile, el otro país latinoamericano que integra la organización, cuyos precios en los energéticos tuvieron una inflación de 4.1 por ciento.

Los cambios en materia energética fueron considerados la acción política más importante de la administración de Peña Nieto. A la fecha sólo acumula un saldo negativo tanto para los bolsillos de las familias mexicanas, pues los costos no se redujeron sino que aumentaron.

Por otra parte, el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha prometido que bajará los costos de la gasolina, mediante la reactivación del sector, el mantenimiento de seis refinerías y la construcción de otras dos para producir más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.