Aunque disminuido, el Cártel de Tláhuac aún subsiste

 

Este viernes se cumplió un año de que infantes de la Secretaría de Marina abatieron a Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”, líder del llamado Cártel de Tláhuac quien por años dirigió a una de las más grandes bandas de narcomenudeo.

De acuerdo con el entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera, fueron siete meses de trabajos de inteligencia entre el gabinete de seguridad capitalino y autoridades federales para localizar a quien fuera líder de una red que distribuía droga en todo el oriente y sur de la ciudad.

A las 11:00 horas del 20 de julio de 2017, grupos especiales de la Marina Armada de México ingresaron al número 47 de la calle Simón Álvarez de la colonia Conchita Zapotitlan.

El objetivo era la captura de Felipe de Jesús Pérez Luna, no obstante, personal de seguridad de “El Ojos” dispararon en contra de los elementos castrenses y estos repelieron la agresión; el enfrentamiento a tiros duró aproximadamente 10 minutos.

El informe forense indicó que, Felipe de Jesús Pérez Luna recibió al menos 12 balazos, de los cuales; tres fueron en la cabeza y otros más en el tórax.

En el enfrentamiento también murieron otros siete individuos pertenecientes a su primer círculo de operación y seguridad.

Ese 20 de julio, por primera vez se vieron en la ciudad de México narcobloqueos en diversas calles de Tláhuac, incendio de camiones y quema de llantas. Esas acciones sucedieron como respuesta al abatimiento del “Ojos”.

Encabezados por otros jefes de Plaza, y una extensa red de mototaxistas que fingían como halcones.

Tras la muerte de El Ojos, cayeron otros líderes de la banda. En agosto de 2017 fue capturado en el Estado de México, Sigifredo Garcia Morales, alias “Sigi-Sigi”

En noviembre de 2017 fue detenida en Coyoacán Liliana Ariadna, hija de El Ojos por posesión de drogas sin embargo fue liberada un par de días después.

En enero de 2018 fue abatido Ricardo Ferro Pérez, Alias “El Peque” o “El Richi” sobrino de Felipe de Jesús Pérez Luna.

Este mismo mes fueron detenidos Uriel Isaac N alias “El cochi”, quien pretendía tomar las riendas de la banda de narcomenudistas en tlahuac y otras dos personas.

De acuerdo con autoridades capitalinas, los operativos para desmantelar la red de narcomenudistas de Tláhuac se mantiene, no obstante, a un año de la muerte de El Ojos, decenas de personas han perdido la vida por presunto ajuste de cuentas por narcomenudeo o por disputa de territorios.

Ahora Luis Felipe Pérez Flores, “Felipillo”, es el que quedó al frente del negocio que su padre dirigía con apoyo de su hijo mayor Miguel, mejor conocido como Mikey, preso por Homicidio.

Sin embargo, la aparición de otros grupos delictivos y los constantes golpes al cártel del “Ojos” ha generado que este haya perdido influencia y poder frente a sus bandas antagónicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.