La sangrienta historia de amor del hijo de El Ojos

 

Felipe de Jesús Pérez Luna, conocido como El Ojos, se convirtió en uno de los narcotraficantes más poderosos en la capital del país al frente del Cártel de Tláhuac, hasta su muerte en julio de 2017, durante un operativo para su aprehensión que encabezó la Marina.

A pesar de su muerte, el Cartel de Tláhuac sigue con los ilícitos, y se presume que bajo el mando del hijo de El Ojos, conocido como El Felipillo, inició su vida criminal gracias a un romance.

De acuerdo con investigaciones de la PGJ de la Ciudad de México, durante un evento, El Felipillo sacó a bailar a una linda chica, pero ella se negó puesto que temía que su novio El Panterita, vocalista de un famoso grupo musical de la delegación llamado Los Panteras, se enojara con ella.

Felipillo provocó los celos de El Panterita, por lo que ambos jóvenes cruzaron gritos, empujones y amenazas, pero el único que las cumplió fue el hijo de El Ojos.

En 2016, El Felipillo le cortó la cara a El Panterita para luego apuñalarlo y dejarlo sin vida. En memoria de aquel asesinato, se dibujó una daga al lado derecho del abdomen simulando que la trae fajada.

Según una entrevista de la Silla Rota, familiares de El Panterita describieron a Felipillo como un muchacho bajito, delgado, con cara de niño y voz ‘chiqueada’, muy opuesto a El Panterita, que era alto, fornido y bien parecido.

Informes de las autoridades, señalaron que dicho asesinato fue el primer crimen que cometió y que lo llevó a seguir los pasos de su padre, pues se dice que ahora El Felipillo es líder del Cartel de Tláhuac, y se encarga de la venta de drogas en las colonias Miguel Hidalgo, Agrícola Metropolitana, Ampliación La Conchita y Del Mar.

Fuentes: La Silla Rota

Leave a Reply

Your email address will not be published.