Caen dos jefes policiacos por crimen de egentes

 

Dos mandos de la policía de Amozoc y dos civiles fueron detenidos por su presunta participación en el asesinato de seis agentes municipales, la tarde del pasado viernes. Los policías fueron emboscados y ultimados por supuestas bandas dedicadas al robo de combustible.

En rueda de prensa, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jesús Morales Rodríguez, y el alcalde de Amozoc, Jesús Cruz Sánchez, confirmaron que en la Policía Municipal se recibió una llamada en la que se reportaba una riña en la colonia Signoret de dicho municipio. Los seis uniformados se dirigieron al lugar y se dieron cuenta de que se trataba de una falsa alarma, segundos después vieron en la zona una camioneta negra, cuyos ocupantes les parecieron sospechosos.

Cuando los policías revisaban la unidad, los delincuentes aprovecharon para someterlos, los desarmaron y junto al camino de terracería les dispararon.

Los cuerpos, sin armas, con uniformes y chalecos antibalas, quedaron uno junto a otro en el carril de San Cristóbal, en las inmediaciones de la autopista Puebla-Orizaba. Ayer, la Fiscalía General de Estado (FGE) reportó que como parte de las investigaciones dos mandos de la Policía Municipal, así como dos civiles, fueron asegurados por la elementos de Agencia Estatal de Investigación (AEI),

“Dentro de la indagatoria que se inició, de manera preliminar se tiene que los elementos privados de la vida habrían presentado el jueves una denuncia ante la Contraloría municipal de Amozoc por presuntas anomalías dentro del ayuntamiento”, reveló el organismo autónomo en un comunicado.

“Para profundizar sobre lo anterior y ampliar la indagatoria, se continúa el desarrollo de diligencias”, detalló la fiscalía.

Otro caso. El 9 de marzo de 2017 tres agentes de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto fueron asesinados cuando investigaban a una banda que presuntamente se dedica al robo de combustible en Puebla.

Los cuerpos de los agentes fueron hallados en Veracruz, en la zona montañosa del estado. Tras los hechos, elementos de la Policía Federal (PF) y Gendarmería implementaron operativos en el Triángulo Rojo y detuvieron a 87 personas, entre ellas el alcalde de Atzizintla y policías municipales.

Días después, el 17 de marzo, 500 elementos de la Policía Militar arribaron a Puebla para atacar el robo de hidrocarburos en los municipios que conforman el Triángulo Rojo.

Delito imparable. Con base en datos del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), la extracción ilegal en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se incrementó en la mayoría de las entidades en el primer trimestre del año.

Puebla registra 517 tomas clandestinas entre enero y marzo de 2018; es decir, cada cuatro horas se extrajo ilegalmente el combustible. En comparación con el primer trimestre de 2017, se observó un aumento de 28.61% en este delito, y respecto del cuarto trimestre del mismo año fue de 48.56%.

En Puebla, el huachicol se concentra en la zona que se conoce como el Triángulo Rojo, la cual originalmente abarcaba cinco municipios, que son: Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo; sin embargo, en los últimos meses este delito avanzó a Amozoc (que colinda con Acajete).

Leave a Reply

Your email address will not be published.