Relanzarán Orquesta Nacional de Jazz con homenaje a Juan García

 

La Orquesta Nacional de Jazz de México (ONJMX) será relanzada con un concierto-homenaje dedicado al compositor mexicano Juan García Esquivel (1918-2002), para celebrar el centenario de natalicio del compositor nacido en Tampico, quien creó música para series animadas como Los PicapiedraDon Gato y su Pandilla y el programa infantil Odisea Burbujas.

El concierto se llevará a cabo el 15 de julio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris bajo la dirección de Tim Mayer, para recordar al creador del sonido estéreo y uno de los primeros creadores de la música electrónica, identificado como “el Guillermo González Camarena de la música”, el compositor que le dio el sonido a Las Vegas y cuya obra y arreglos sonorámicos fueron admirados por Frank Sinatra y lo llevaron a ser conocido como el Duke Ellington mexicano.

Debo decir que García Esquivel no es un compositor ubicable en la escena nacional”, reconoció el flautista Manuel Huízar en entrevista con Excélsior, pero lo cierto es que hay fragmentos de su música en series de nuestro tiempo como Better Call SaulThe Big LebowskiConfessions of a Dangerous Mind y Nacho Libre.

Detalló que para el concierto del 15 de julio la agrupación incluirá algunos arreglos que nunca se han tocado en vivo, “así como otros temas que se han expandido, de un formato pequeño a orquesta completa, incluyendo el material del programa Odisea Burbujas, que se presentará con instrumentación orquestal por primera vez”.

Huízar, que funge como integrante y presidente de ONJMX, también habló sobre la vida de García Esquivel:

Hasta el momento no hemos encontrado un registro sobre si este compositor estudió o no en la Escuela Nacional de Música. Sabemos que sí cursó una carrera de ingeniería en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), que hizo una carrera en electrónica y eso le ayudó a desarrollar el sonido estéreo”, apuntó.

Quizá uno de sus más importantes descubrimientos fue la grabación en sonido estéreo, dijo, “lo que hizo de García Esquivel no sólo un músico sino un genio que pasó a la historia como el González Camarena de la música. Fue un innovador que en 1957 hizo la película La locura del rock and roll, para despedirse de México, para la cual arregló toda la música; luego viajó a Estados Unidos y se convirtió en productor de la RCA e hizo pequeñas piezas para Universal Studios”.

Después se mudó a Las Vegas y se transformó en el único artista mexicano que tenía un show estable. “Digamos que él fue quien le dio el sonido a Las Vegas, es decir, se convirtió en un referente vital al que Sinatra iba a escuchar para apreciar sus arreglos sonorámicos, con la instrumentación que él manejaba, inusual hasta entonces, hasta el punto en que lo llamaron el Duke Ellington mexicano.

A finales de los años 70 creó gran parte de la música para el programa Odisea Burbujas, proyecto televisivo que García Esquivel adoptó como propio y derivó en la grabación de tres discos, como detalló en su momento Silvia Roché, creadora y productora de la serie: “Él fue uno de los compositores que más hizo música para la serie, la cual se reestrenará este año en Canal 11”.

 

SONIDO INUSUAL

Manuel Huízar también se refirió a la la huella sonora de García Esquivel, marcada por una rica orquestación poco usual en su tiempo “que hizo posible la suma de las percusiones sinfónica y latina”.

Su percusión, dice Huízar, “era gigantesca y claramente muestra la influencia que recibió de la música de los años 50, donde incluyó tres trompetas, tres trombones, un corno —poco utilizado en este tipo de música—, flautas, clarinetes, dos saxofones altos, un tenor y un barítono, una guitarra y otra guitarra hawaiana —que nadie usaba y que describió como “el sonido de Marte”—, con una instrumentación donde mezclaba y resolvía sonidos de forma usual”.

Por todos estos motivos, dijo, es necesario regresar los sonidos de García Esquivel al público mexicano. “Pero no es suficiente con tocar su música. Eso ya se ha hecho, por lo que en este concierto se estrenarán algunos arreglos que nunca se han tocado en vivo”, explicó.

“Hemos tomado casi toda su carrera con repertorio que grabó en Estados Unidos y nunca se tocó en México, como el disco Other world, other sounds, las piezas de BurbujasPolitécnico y Mini Skirt; y arreglo que incluye dos versiones del mismo tema, estrenado como No es cierto —grabado en los años 50—, y más tarde como Whatchamacallit, donde García Esquivel tocó la melodía con un teclado electrónico”.

 

SIN SUBSIDIO

Por último, se cuestionó a Huízar sobre el financiamiento de la orquesta, dado que la agrupación nació en 2015 y se mantuvo con escasa actividad durante los años que la dirigió el saxofonista
Gerry López, quien prometió en marzo obtener fondos de la iniciativa privada y de los institutos de cultura de Chihuahua y Coahuila de 2015, pero eso no sucedió.

 Somos una asociación civil donataria autorizada que hasta ahora no tiene financiamiento fijo, es decir, trabajamos a partir de conciertos y la creación de música. Sin embargo, en los próximos meses veremos la posibilidad de solicitar apoyos mediante las coinversiones del Fonca, pero es algo que aún estamos trabajando”, señaló.

Por su parte, Roberto Verástegui, quien funge como director artístico de la ONJMX, también reconoció que la orquesta funciona por iniciativa de los músicos, ante la falta de un subsidio fijo y de pocos festivales que quieran programar a grupos de grandes dimensiones.

Hemos trabajado algunos eventos (privados) y gracias a la iniciativa de los músicos. Además, este tiempo nos ha servido para dedicarnos a crear, tocar y montar las piezas originales y contemporáneas que podrán en el próximo concierto. Y, aunque por ahora no tenemos apoyos institucionales, no estamos cerrados a eso, pero no hemos encontrado las oportunidades”.

La Orquesta Nacional de Jazz de México (ONJMX) nació en marzo de 2015, cuenta con 20 integrantes fijos y, para el recital del próximo 15 de julio titulado Esquivel: 100 años, contará con la voz invitada de Iraida Noriega y la dirección de Tim Mayer.

Y, para esta nueva etapa, la ONJMX pretende establecerse como un ensamble embajador de la tradición, del presente y del futuro de la música creativa de México, tal como lo hace la Lincoln Center Jazz Orchestra en Estados Unidos.

 

MÚSICOS:

  • Roberto Verástegiu, director y pianista
  • Saxofón barítono: Jonathan Garrido, saxofón barítono.
  • Saxofón tenor: Carolina Mercado, Rubén Chong, Diego Franco, Federico Hulsz, Jahaziel Arrocha.
  • Trompeta: Carlos Bañales, Alan Varela, Alan Fajardo.
  • Trombón: Álvaro Kelly, Antonio Sánchez, Ángel Fruts.
  • Piano: Emmanuel Cisneros.
  • Voz: Laura Velasco.
  • Flauta: Manuel Huízar.
  • Batería: Gustavo Nandayapa.
  • Guitarra eléctrica: Andrés Gándara.
  • Contrabajo: Alonso López.
  • Vibráfono: Emiliano Suárez.

Leave a Reply

Your email address will not be published.