Culpa de la PGR, posible liberación de implicados en caso de los 43: padres

 

La posible liberación de cuatro de los presuntos responsables de los crímenes contra los normalistas de Ayotzinapa, perpetrados el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, es responsabilidad única de los errores y el ineficaz procedimiento de la Procuraduría General de la República (PGR) en las investigaciones, señalaron los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos.

Enfatizaron que la libertad bajo reservas que dictó un juez federal, con sede en Tamaulipas, en favor de estas cuatro personas –a quienes se señala como miembros del cártel Guerreros Unidos– es un hecho que nos lastima profundamente. Rechazaron que esto sea consecuencia de la lucha que han emprendido desde hace tres años y ocho meses, ni del trabajo de sus abogados o de organismos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos e instancias internacionales.

Las familias de los normalistas difundieron ayer en redes sociales un posicionamiento ante la resolución del juez federal que invalidó las declaraciones de estos cuatro inculpados, al considerar que hay indicios de que la confesiones se obtuvieron de manera ilícita y que el resto de las pruebas no fueron suficientes para sustentar el auto de formal prisión por delincuencia organizada y secuestro, con lo que al menos Luis Alberto José Gaspar, El Tongo, saldría de prisión, pero no los otros tres, pues pesan sobre ellos más acusaciones.

No sabemos si estas liberaciones se seguirán dando en el futuro, pero nos queda claro que si esto está pasando es debido al mal trabajo que ha realizado la PGR, que no se ha ocupado en hacer una investigación de inteligencia profunda para conseguir las pruebas necesarias, llegue a donde llegue, y ha preferido construir su teoría basadao en supuestas confesiones.

Indicaron que los errores y malas prácticas cometidas por funcionarios de la dependencia no son novedad, sino que ya habían sido señalados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por la oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, entre otros.

Las autoridades no han hecho un verdadero esfuerzo de redirigir la investigación; tres años y ocho meses después de los hechos no han dado con nuestros hijos.

En entrevista vía telefónica, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, lamentó la posible liberación de los implicados. “Para nosotros queda claro que el actuar de la PGR ha sido inconsciente, y las consecuencias ahí están. Se refleja el mal manejo de la investigación en este caso, y hoy vemos cómo los delincuentes salen en libertad por la falta de responsabilidad en el trabajo que realizó esta dependencia.

Nosotros insistimos en que esto (la desaparición de los 43 normalistas) es un crimen de Estado que el gobierno perpetró con patrullas y personal uniformado. Ahora, la falta de una investigación eficaz por parte de la PGR demuestra su incapacidad para llevar a cabo este trabajo, y por eso van a salir los delincuentes en libertad, destacó.

Para nosotros, los verdaderos responsables, los que cometieron el crimen, llevaban uniformes, patrullas, y que ellos impliquen a la delincuencia organizada es parte de su estrategia, porque como no fueron ellos (los delincuentes) los que cometieron directamente ese crimen, ahora los torturan para que digan lo que ellos (la PGR) quieren escuchar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.